Tercer plato por los Cazadores!

Jueves 20 de Noviembre

Menú preparado por: LA NOCHE DEL CAZADOR

plato principal:

PLAYTIME de Jaques Tati

(Francia-Italia, 1967, 126 minutos)

postre:

FILM de Alan Schneider y Samuel Beckett

(EEUU, 1967, 18 minutos)

SOBRE LA NOCHE DEL CAZADOR por Fernando Pujato

El tiempo del cine siempre fue éste, el que estamos viviendo hoy. El mismo que vivimos todos los sábados en un programa de radio (La noche del cazador) desde el que intentamos reflexionar, hablar y escribir acerca del cine. De esa otredad fílmica que nos interroga, que desafía nuestra pálida inteligibilidad, nuestras trémulas respuestas, y nuestros escasos conocimientos; de todos esos planos que tratamos de integrar en una puesta en escena que los sitúe más allá de la Industria, pero no más acá del cine, que es sólo uno.
A diferencia de los niños del film de Laughton, no estamos huyendo de nadie – aunque no excluimos esa divertida posibilidad – y sabemos que algunas siluetas que despuntan el amanecer, no descansan nunca. Pero al igual que ellos, un río de imágenes nos acompaña: ecos y formas del pasado, voces y presencias del hoy, fluyen sin cesar en la corriente de ese maravilloso arte, que nació para inquietar la calma de cualquier imagen pretérita.
No importa demasiado – en realidad no importa en absoluto – desentrañar si los legados son póstumos, o no; sólo basta saber que ellos son el presente del cine. Nuestro pasado y nuestro futuro están aquí.
PLAYTIME play-time
Bastaría sólo con custodiar su legado; pero llega un momento en que esto pareciera no ser suficiente.
Al igual que el corto Film, de Samuel Beckett, no importa cuántos esfuerzos se lleven a cabo para ocultar una imagen; el fatídico instante de mirar lo otro – por lo tanto, de mirarnos en un insoslayable “otro” – es tan irreversible, y perentorio, como el corte final de una película.
¿No es suficiente el sentido elogio de Daney de que “todos, siempre, le deberán todo”? ¿No alcanza con mencionar su magistral trabajo sobre el sonido, su terca laboriosidad en el guión técnico, su anticipación futurista? ¿No es ya demasiado señalar su genial comicidad, y su impronta ética  (y estética) con respecto a la sociedad que visualizó, imaginativamente, mejor que nadie? Sí, es suficiente. Tan sólo resta ver sus películas, ver Playtime.
El romanticismo provincial amenazado por el atisbo de la americanización, en Días de fiesta; el desentrañamiento del tiempo, en Las vacaciones del Sr. Hulot; la anticipación futurista barriendo con la nostalgia del pasado, en Mi tío; todo en Tati es un prolegómeno, una creciente preocupación por la puesta en escena, y por las consecuencias de una modernidad que terminará, finalmente, con aquello que obstaculiza su inexorable marcha hacia otras formas de vida, hacia otras formas de hacer y pensar el cine. Allí está Playtime.
Hay una historia (una anécdota sería la palabra correcta) en Playtime, pero ésta funciona más bien como excusa, como un delgado hilo no-conductor, para que Tati nos informe que el París de las postales sólo es un reflejo en los vidrios de una realidad construida, literalmente, a sus expensas; de que ya no es posible tomar una despojada foto de “aquellos románticos” puestos de flores. No hay nada que fotografiar.
Pero sí por mostrar; al punto de que es difícil decidir qué ver, hacia qué lugar del plano debemos dirigir la mirada, y qué es realmente lo significativo de cada escena. No hay refugio posible para la mirada, y tal vez por ello, Hulot se multiplica; como si Tati advirtiera que su entrañable personaje ya no alcanza para alterar el orden constituido de las cosas, que su presencia ya no es necesaria (pero sí paradigmática) para desatar el aquelarre en una fiesta, el equívoco de un encuentro de negocios, o la entrega de un regalo de despedida. Algo parece haberse perdido, inexorablemente, en la apoteosis carnavalesca de este nuevo orden relacional; porque ahora es el espacio el que construye la comunicación interpersonal, el que configura la alteridad, y no al revés. Los autómatas provincianos (las nacionalidades ya no cuentan aquí) circulan por este caos ordenado sin preguntarse el porqué de la inutilidad de sus acciones, de aquello que lo rodea, que los conforma, y que permite la absurda funcionalidad de todo lo que parece habitar en este chato, previsible, universo.
Y si hay algo que Playtime puede brindarnos, es el acceso privilegiado a la visión de un espacio cinematográfico, elaborado a partir de una profunda, inteligente y nítida observación de una sociedad determinada, en un lugar determinado, en una época determinada. Esto – irónica pero no paradójicamente – es lo que hace de Playtime un film universal, situado al margen de las fronteras, las modas y los cánones.
Encapsular su belleza, encriptar su inteligencia y asentarlo en una lista, puede ser funcionalmente cómodo para dar cuenta de la obra de Tati, y algo mezquino, también pero no alcanza para disimular el hecho de que sus películas (y Playtime es su expresión más acabada) situaron buena parte de las coordenadas visuales del mundo moderno, entregándonos un precioso legado: el poder reírnos del fútil ordenamiento de ese (nuestro) mundo.
La Noche del Cazador se emite todos los sábados de 20:30 a 22 hs por FM 94.3
Tercer plato por los Cazadores!

segundo plato de noviembre!

 Jueves 13 de Noviembre

menú preparado por: CINECLUB LA LINTERNA MÁGICA

entrada: TRES CORTOMETRAJES DE RYAN LARKIN

SYRINX (Canadá, 1965, 3 minutos)

WALKING (Canadá, 1969, 5 minutos)

STREET MUSIQUE (Canadá, 1975, 9 minutos)

plato principal: MARIA BETHANIA: MÚSICA Y PERFUME de George Gachot 

Género: Documental
Origen:Francia / Suizamaria-bethania-21

Con la participación de:
María Bethânia
Caetano Veloso
Gilberto Gil
Miúcha
Nana Caymmi
Chico Buarque de Hollanda

Jaime Alem

Sinopsis

El filme sumerge al espectador en el universo de la música brasileña guíados por la mano de María Bethania, la más célebre de la cantante de ese país.

Un ícono de la contra cultura antes de convertirse en la reina de las baladas románticas, María Bethania, al dejarnos penetrar la intimidad de su trabajo, nos ofrece la ocasión soñada de comprender la historia de la música de su país desde su interior.

Bethania recorre su trayectoria como una especie de eco en relación con la evolución de la sociedad brasileña y de su música. A su alrededor, el director Georges Gachot, ha reunido un grupo de talentos como Caetano Veloso, Chico Buarque, Gilberto Gil, Nana Caymmi y Miucha, todos ellos actores y testigos de una de las más ricas historias musicales de nuestro tiempo.

segundo plato de noviembre!

MEJUNJE o cocktail de brebajes de dudosa procedencia

¿Qué es este título con tantas letras y tan largo?

ooooooooo

Es el penúltimo ciclo del año de La Quimera y las películas no corresponden a una temática, o a un autor o a un país…, esta vez quienes programaron las películas de noviembre son tercos cinéfilos apasionados programadores de cineclubes cordobeses” y sí tan largo como el título. Porque esto es un mejunje de programación! ¿tendrán algo que ver las películas que programaron?

Cómo siempre invitamos a todxs lxs espectadores a hacer uso y abuso del blog de la quimera. Opinemos sobre el plato que nos ofrece cada uno de estos programadores.

bon appétit!

MEJUNJE o cocktail de brebajes de dudosa procedencia

primer plato por Alejandro Cozza!

Jueves 6 de Noviembre.

Programador invitado: ALEJANDRO COZZA
EL DIA DEL ESTRENO DE “PRIMER PLANO” de Nanni Moretti
(Italia, 1996, 7 minutos)
LA VIRGEN DESNUDADA POR SU PRETENDIENTES de Hong Sang-Soo
(Corea del Sur, 2000, 126 minutos)virgendesnudada2
LA VIRGEN DESNUDADA POR SUS PRETENDIENTES por Alejandro Cozza
Realizar un acto de justicia evidenciando lo desconocido es muchas veces la tarea de un cineclubista a la hora de programar películas para un ciclo. Si me preguntan el nombre de un cineasta que en los últimos años sea injustamente subvalorado y no ubicado en su debido pedestal, sin dudarlo grito: ¡Hong Sang Soo!
Tapado por nombres famosos de cineastas más evidentes y pirotécnicos como Kim Ki Duk, Park Chan Wook, Lee Chang Dong y Bong Joon-Ho, que como él, protagonizaron el “boom” cinematográfico de su país en la última década, Hong Sang Soo se mantuvo relegado, pero siempre fiel a su estilo personal e inimitable. Sin caer en las condescendientes mieles del éxito de sus compañeros generacionales, su obra guarda una coherencia envidiable en sus obsesiones temáticas y formales. Lo que dificulta la tarea de elegir sólo una de entre sus ocho películas es que son todas de una calidad superlativa. Y que además, como en todo cineasta importante, solo adquieren su verdadera dimensión puestas en serie como un gran y único film que refleja la excepcional comedia humana de la juventud coreana.
Dentro de un seminario sobre cine oriental que dicte este año decidí incluir, al igual que ahora, como muestra de su obra a La virgen desnudada por sus pretendientes, porque de alguna manera termina decantando como la más selecta de su filmografía donde el director alcanza la maestría al mostrar la complejidad de los diversos puntos de vista a través de las formas mas simples de escritura.
Para Hong Sang Soo la realidad es sólo un hecho maleable a la interpretación subjetiva cuando un trío de amantes en estado de gracia y confusión (mostrados estos dentro de un mismo plano cinematográfico), son paralelamente revelados como piezas desquiciadas de un rompecabezas inabarcable e inaprensible. Pero que, contraria a toda idea histérica posmoderna de representación, al desarmarse se proyectan al infinito.
Así, hasta la simple fugacidad de un acto sexual (Hong Sang Soo tal vez sea quien mejor filma el sexo y a los amantes en toda su contemporaneidad) cuando es mirado en toda su carnalidad, alcanza lo sublime en un inexorable desdoblamiento de patetismo y belleza.

ALEJANDRO COZZA

primer plato por Alejandro Cozza!