Carta Abierta

23 años clausurados

En un hecho inédito en nuestros 23 años de historia, el viernes 24 de abril, hemos sido clausurados por inspectores municipales, en medio de un procedimiento completamente viciado de irregularidades, donde se alude a una supuesta falta de habilitación municipal por parte del teatro, que no es tal.   Un procedimiento donde no faltaron las amenazas y la descalificación del público mediante expresiones discriminatorias.

Nos hizo recordar viejos tiempos de Dictadura …

Funcionarios de Espectáculos Públicos, en franca actitud intimidatoria, se negaron a revisar la documentación que avala el funcionamiento de la Sala, y sin que mediara razonamiento alguno, se procedió a cerrar este Centro Cultural y a dispersar nuestro público como si se tratara de una reunión ilegal, en un accionar en el que se avasallaron unos cuantos derechos que nos asisten.

Amenazaron con “volver siempre” todos los fines de semana.  Y hasta objetaron que no hubiera personal de seguridad en nuestro ingreso (¿un “patovica”? … ¿con quiénes nos habrán confundido?).

Las máximas autoridades de Cultura, al tomar conocimiento, han expresado sus disculpas y hasta han manifestado no tener nada que ver con este proceder.

Pero La clausura sigue y no se nos han restituido nuestros derechos a accionar culturalmente en nuestro propio teatro, si no que se nos pide, mediante intimación del Tribunal de Faltas, a que concurramos al mismo organismo que nos atropelló tan burdamente, esto es, a la Dirección de Espectáculos Públicos de la Municipalidad de Córdoba, para que vuelva a inspeccionarnos.  Es decir, para que hagan una segunda inspección verificando lo que no quisieron verificar antes.

Esto que sucede en TEATRO LA LUNA, forma parte de un estado de cosas que ha llegado a un límite pocas veces visto en democracia y es síntoma de la parálisis y desarticulación que vive todo el sector público de la Cultura de Córdoba y de sus Centros Culturales sin rumbo, donde parece que la impotencia ha ganado la batalla a sus autoridades.

El cambio y recambio de Personal Directivo , también ha sido, una muestra de esta falta de Plan y Política Cultural, que lamentablemente, ya es epidemia en la ciudad desde hace varios años.

Queremos anunciar que seguiremos trabajando como lo hemos hecho siempre, sin papeles o con papeles, puesto que ninguna burocracia municipal podrá detener a quienes hacemos cultura libre en Córdoba, ni podrá ocultar, el desmanejo del que estamos siendo víctimas junto a toda la ciudadanía. Por lo tanto nuestras actividades culturales se desarrollarán en otros marcos. No dejaremos que la ideología y las políticas culturales de nuestro espacio sean definidas desde afuera.

Pensamos, luego de dolorosas evaluaciones, que nos encontramos inmersos en una burocracia que dificulta y no propicia la creación. Que las salas de Teatro Independiente están indefensas si no se aplica la ordenanza que nos regula.

Seguimos pensando que hay que trabajar inclusivamente, que todos tenemos derecho al Arte y a engrandecer nuestra cultura. Que las poblaciones  de zonas con menos oportunidades deben ser consideradas e incluidas con sus estéticas, sus formas de habitar el barrio y las calles y que la construcción de la cultura también se nutre de  decisiones como ésta.

Agradecemos  infinitamente el apoyo recibido por compañeros, artistas de todas las disciplinas que nos han brindado su aliento y  nos han asistido y aconsejado

CONVOCAMOS: a toda la comunidad artística de la ciudad , a su público y a la ciudadania toda, a sumarse el sabado 2 de mayo,  “a partir” de las 21hs. en la Sala Teatro La Luna, Pasaje Escuti 915 Bº Guemes, y rodear de solidaridad la sala.  Por el derecho a construir un espacio  artístico de incluisión social,  por el derecho al trabajo,  la creación y difusión de nuestra cultura.

Carta Abierta

JUEVES 30

Ante la clausura de LA LUNA que no cede, por ahora, decidimos hacer lo que hacemos todas las semanas, proyectar, sí espectáculos públicos saca la faja (injusta) es adentro, sino afuera en la calle, esta vez callejera callejera (hay extraños merodeando), ofreceremos infusiones calientes, películas, todo lo que este a nuestro alcance… FUERA LA MUFA

Un espacio sociocultural no es un espectáculo publico…

20,30 horas:

DONDE YACE TU SONRISA ESCONDIDA?

(Daniele Huillet – Jean Marie Straub Cineastas) de Pedro Costa. Portugal, 2001. 102’.

22,15 horas:

SICILIA!

de Jean Marie Straub y Daniele Huillet. Italia, 1999. 70’.

En programa:

LA CIUDAD DE LOS HOMBRES LACTANTES

Maria Eugenia Blanco.

Córdoba, 2001. 13’.

donde-yace-tu-sonrisa-escondida

dice François Truffaut:

el realizador es el único miembro del equipo cinematográfico que no tiene derecho a quejarse o a sentirse frustrado; él tiene que conocerse lo bastante como para decidir si es capaz o no de aguantar la presión… y si la puede trasformar en ventaja.

“Los Straub” corresponden bien a esta descripción y no hay confusión en cuanto a la autoría de cada obra: actores no profesionales (hacen resaltar que los profesionales no entienden sus exigencias), guiones, sonido y montaje “caseros”. A propósito de la producción, JM. Straub en conferencia, probablemente con universitarios, cuenta como rompió con la productora que quería imponer al jefe de orquestra Herbert Von Karajan para interpretar a J.S.-Bach en Chronique d’ Anna Magdalena Bach, pagándole una suma extra si aceptaba. Straub tenía claro que el papel lo tendría Gustav Leonhart, todavía desconocido, y tardaría diez años en encontrar otras fuentes de dinero.

Los dos realizadores muestran unas personalidades fuertes, contradictorias y generosas. Por esta fecha han rodado 22 películas. Su carácter nómada, la aventura del cine, les hace capaces de recorrer 30.000 Km. para encontrar las localizaciones de Moises et Aaron, y aprovechando una parada en Sicilia ruedan… Sicilia.

Los Straub, en este documental, nos regalan una clase memorable de montaje, ilustrada con unas secuencias de Sicilia. Pedro Costa traduce perfectamente el espíritu de sus películas, distanciando las “imágenes visuales” de Sicilia de sus “imágenes sonoras”, y de las imágenes sonoras de la pareja Straub –que llega a discutir cuando él no para de inmiscuirse en el trabajo que ella está realizando con tanta destreza en la mesa de montaje.

Efectivamente, el primer aspecto de la obra de los Straub es separar y resaltar el enunciado, el acto de hablar –”acto de la palabra o imagen sonora”, citando a Gilles Deleuze:

Este acto tiene que ser arrancado de su soporte leído –texto, libro, cartas o documentos.

Este desgarramiento no se hace con arrebato o pasión; supone una cierta resistencia al texto, un esfuerzo especial para sacarle el acto hablado. La voz de Ana Magdalena recita las cartas de J.S. Bach de tal manera que habla como Bach escribía y hablaba, accediendo así a una forma de discurso indirecto libre… Y lo que explica el encuentro de los Straub con Kafka es el hecho de que Kafka pensara también que sólo tenemos el acto de hablar para vencer la resistencia de los textos dominantes, de las leyes preestablecidas, de los veredictos ya decididos (Amerika, rapport de classes)… “Es el acto de hablar el que resiste, él mismo es acto de resistencia”.

Cine de Nuestro Tiempo – http://cine.etsas.org/blog/?p=43

JUEVES 30

IMPERDIBLE JUEVES 23 de Abril

unas fotos en la ciudad de Silvia


LA QUIMERA: Pasaje Escutti 915, esquina Fructuoso Rivera. Córdoba, Argentina.

Direción: José Luis Guerín
Año: 2007
Durac: 67 min.fotogran_1

SINOPSIS:

Antes de realizar “En la Ciudad de Sylvia”, José Luís Guerín pasó gran cantidad de tiempo filmando y trabajando con una serie de apuntes q

ue ahora ven la luz bajo el título de “Unas Fotos en la Ciudad de Sylvia”. Esta película posee total independencia narrativa con respecto a la ya mencionada En la Ciudad de Sylvia. “En ningún caso ‘Unas fotos en la Ciudad de Sylvia’ deben verse como un esbozo, está hecha a partir de fotografías en blanco y negro, mudas, en ese caso lo que cuenta es la pequeña elipsis que hay entre una fotografía y otra… Entre una foto y otra hay un tiempo que se fuga, un misterio que se escapa…. Esas limitaciones autoimpuestas requerían de un enunciado en primera persona que actuara como vía o conductor. En este sentido esas notas son mucho más narrativas que En la Ciudad de Sylvia” (Extracto de la entrevista realizada a José Luís Guerín en el nº 5 de Cahiers du Cinéma, edición española). (FILMAFFINITY)

ENTREVISTA a José Luis Guerín

¿Cómo se te ocurrió hacer una película a base de fotos, textos y silencio?

Empecé haciendo fotos, sin ninguna premeditación de construir algo. A mí normalmente las películas me han nacido así: interrogándome sobre las fotografías. Siempre me pregunto sobre el segundo anterior y el segundo posterior al instante congelado.

Unas fotos en la ciudad de Sylvia es también el testimonio de gestación de una película, y me gusta su carácter limítrofe, ni yo mismo sé si es una película. Son unas fotografías que tienen vocación de cine. Es como si entre una foto y la siguiente se hubiese escapado una película.
¿Pero era un proceso de investigación, de preparación de la película de ficción?

Al contrario, decidí hacer la otra película teniendo Unas fotos… terminada. Y me divirtió hacerla partiendo de elementos capturados en las fotos. Las fotos me permiten llevar al
límite la pugna entre el cálculo y el azar, que para mí es la base del cine.

Puedes salir a hacer fotos con una idea predeterminada, y luego el azar te da otra cosa: estaba tomando fotos en Italia y una mañana, de pronto, Firenze apareció cubierta de unas pintadas, “Laura, ti amo”. Me quedé fascinado contemplando la vida cotidiana frente a las pintadas que un amante había dejado la noche anterior, y eso me hizo pensar en Petrarca y en su Laura, y decidí irme a Avignon, que era donde Petrarca y Laura vivieron su amor imposible.
Una actitud que requiere tiempo y vocación de mirar.

Es la felicidad del flâneur (paseante): “El viento sopla donde quiere”. Es el tipo de proyecto que no cabe en un pacto con un productor o las instituciones. El cine está organizado de tal forma que todo debe ser la ejecución de un guión escrito previamente, y no hay forma de escapar a eso. ¿Cómo vas a convencer a alguien para que te dé dinero si ni tan siquiera tú mismo estás convencido de a dónde vas o qué haces? Es un trabajo que ha surgido de la deriva.
Y que sería casi imposible sin las cámaras digitales…

Se habla mucho de las nuevas tecnologías, pero se utilizan habitualmente para hacer lo mismo que con los antiguos medios, con la misma pesadez. Para mí la mayor virtud de las nuevas tecnologías consiste en esa capacidad de investigar, de seguir la pista de una imagen, de preguntarse por la vida secreta de una imagen. Y de ahí surgen las películas.

¿Qué diferencia o qué emparenta a las dos versiones?

Para mí no es una segunda versión, son trabajos distintos y singulares. Algo así como variaciones musicales del mismo tema, de los mismos lugares. Y parte de la belleza está en ver cómo los mismos materiales pueden dar lugar a trabajos tan distintos. Habría además una tercera pieza, la exposición que hice en la Bienal de Venecia, y que se llevará al CCCB, una pieza más, edificada sobre la idea de la mujer fugitiva.
La película cuenta la búsqueda de una mujer a la que el narrador conoció hace años. ¿Hay algo real en ese arranque?

Algo hay… pero ¿quién no se ha lamentado de dejar pasar una muchacha alguna vez?
Las mujeres a las que fotografías para la película, ¿eran conscientes?

Bueno, la hice muy libre y muy osadamente, por la razón de que no creía que lo fuera a mostrar públicamente. Cualquier productor estaría horrorizado de que alguna de esas chicas se reconociera y pudiera denunciarme. Acepto ese riesgo.
¿Qué relación se establecía con ellas?

Cuando hay una cámara de por medio se establece siempre una cierta relación de poder, pero también de conocimiento. En algunos casos sentía la conciencia y el rechazo de ser filmada, pero en otros casos esa conciencia les llevaba a la actuación, a cierto exhibicionismo. En esta película hay algo que está en mi manera de entender el cine: el cine como una relación afectuosa, como deseo. Sería incapaz de filmar al enemigo, tendría que ser una presencia que permanecería siempre en el fuera de campo.

Entrevista realizada por GONZALO DE PEDRO – 27/11/2007

IMPERDIBLE JUEVES 23 de Abril

abril y mayo en LA QUIMERA.

PRETEMPORADA

Abril

23 de abril

20,30 horas:

UNAS FOTOS EN LA CIUDAD DE SYLVIA

Jose Luis Guerin.

España, 2007. 67’

INAUGARACION DE LA

TEMPORADA Nº 29

SEMANA DE LOS CINECLUBES

30 de abril

20,30 horas:

DONDE YACE TU SONRISA ESCONDIDA?

(Daniele Huillet – Jean Marie Straub Cineastas) de Pedro Costa. Portugal, 2001. 102’.

22,15 horas:

SICILIA!

de Jean Marie Straub y Daniele Huillet. Italia, 1999. 70’.

En programa:

LA CIUDAD DE LOS HOMBRES LACTANTES

Maria Eugenia Blanco.

Córdoba, 2001. 13’.

Mayo

07 de mayo

20,30 horas:

DIARIOS I

(1973-1977) 21,30 horas:

DIARIOS II(1978-1980)

David Perlov. Israel. 110’.

14 de mayo

20,30 horas:

DIARIOS III(1982-1983)

21,30 horas:

DIARIOS IV(1983-1984)

David Perlov. Israel, 110’.

21 de mayo

20,30 horas:

DIARIOS V (1983)

21,30 horas:

DIARIOS VI (1983)

David Perlov. Israel, 110’.


28 de mayo

20,30 horas:

OH! UOMO

Yervant Gianikian y Angela Ricci Lucchi.

Italia, 2004. 71’.

Teatro LA LUNA. Pje Escutti esq. Fructuoso Rivera. Bº. Güemes.

Entrada libre y gratuita, contribución voluntaria.

abril y mayo en LA QUIMERA.