Carta Abierta

23 años clausurados

En un hecho inédito en nuestros 23 años de historia, el viernes 24 de abril, hemos sido clausurados por inspectores municipales, en medio de un procedimiento completamente viciado de irregularidades, donde se alude a una supuesta falta de habilitación municipal por parte del teatro, que no es tal.   Un procedimiento donde no faltaron las amenazas y la descalificación del público mediante expresiones discriminatorias.

Nos hizo recordar viejos tiempos de Dictadura …

Funcionarios de Espectáculos Públicos, en franca actitud intimidatoria, se negaron a revisar la documentación que avala el funcionamiento de la Sala, y sin que mediara razonamiento alguno, se procedió a cerrar este Centro Cultural y a dispersar nuestro público como si se tratara de una reunión ilegal, en un accionar en el que se avasallaron unos cuantos derechos que nos asisten.

Amenazaron con “volver siempre” todos los fines de semana.  Y hasta objetaron que no hubiera personal de seguridad en nuestro ingreso (¿un “patovica”? … ¿con quiénes nos habrán confundido?).

Las máximas autoridades de Cultura, al tomar conocimiento, han expresado sus disculpas y hasta han manifestado no tener nada que ver con este proceder.

Pero La clausura sigue y no se nos han restituido nuestros derechos a accionar culturalmente en nuestro propio teatro, si no que se nos pide, mediante intimación del Tribunal de Faltas, a que concurramos al mismo organismo que nos atropelló tan burdamente, esto es, a la Dirección de Espectáculos Públicos de la Municipalidad de Córdoba, para que vuelva a inspeccionarnos.  Es decir, para que hagan una segunda inspección verificando lo que no quisieron verificar antes.

Esto que sucede en TEATRO LA LUNA, forma parte de un estado de cosas que ha llegado a un límite pocas veces visto en democracia y es síntoma de la parálisis y desarticulación que vive todo el sector público de la Cultura de Córdoba y de sus Centros Culturales sin rumbo, donde parece que la impotencia ha ganado la batalla a sus autoridades.

El cambio y recambio de Personal Directivo , también ha sido, una muestra de esta falta de Plan y Política Cultural, que lamentablemente, ya es epidemia en la ciudad desde hace varios años.

Queremos anunciar que seguiremos trabajando como lo hemos hecho siempre, sin papeles o con papeles, puesto que ninguna burocracia municipal podrá detener a quienes hacemos cultura libre en Córdoba, ni podrá ocultar, el desmanejo del que estamos siendo víctimas junto a toda la ciudadanía. Por lo tanto nuestras actividades culturales se desarrollarán en otros marcos. No dejaremos que la ideología y las políticas culturales de nuestro espacio sean definidas desde afuera.

Pensamos, luego de dolorosas evaluaciones, que nos encontramos inmersos en una burocracia que dificulta y no propicia la creación. Que las salas de Teatro Independiente están indefensas si no se aplica la ordenanza que nos regula.

Seguimos pensando que hay que trabajar inclusivamente, que todos tenemos derecho al Arte y a engrandecer nuestra cultura. Que las poblaciones  de zonas con menos oportunidades deben ser consideradas e incluidas con sus estéticas, sus formas de habitar el barrio y las calles y que la construcción de la cultura también se nutre de  decisiones como ésta.

Agradecemos  infinitamente el apoyo recibido por compañeros, artistas de todas las disciplinas que nos han brindado su aliento y  nos han asistido y aconsejado

CONVOCAMOS: a toda la comunidad artística de la ciudad , a su público y a la ciudadania toda, a sumarse el sabado 2 de mayo,  “a partir” de las 21hs. en la Sala Teatro La Luna, Pasaje Escuti 915 Bº Guemes, y rodear de solidaridad la sala.  Por el derecho a construir un espacio  artístico de incluisión social,  por el derecho al trabajo,  la creación y difusión de nuestra cultura.

Anuncios
Carta Abierta

2 comentarios en “Carta Abierta

  1. Lamento que esta situación se presente en este momento tan especial.
    Conozco el trabajo arduo de muchos de los organizadores que semana a semana ofrecen lo mejor de sí para desarrollar esta hermosa actividad.
    Sea cual fuere la motivación de dicha clausura, llámese “participación”, “colaboración”, “bono”, “ayuda”, “arreglo”. O en el peor de los casos simple censura. Creo no es posible seguir permitiendo que este tipo inmoralidad sea parte de nuestros días como si nada. La decisión de protestar es más que correcta.
    Por este motivo me sumo, aunque sea desde Catamarca, a esta protesta. Porque se de lo difícil que es crear un espacio y lo desmoralizador que es lidiar con esta clase de “funcionarios”.

  2. sebastian dijo:

    No estoy en Còrdoba este fin de semana y me apena muchìsimo no poder estar allì apoyando al teatro la luna, por que he pasado grandes momentos en el cineclub la quimera, es una verguenza que la municipalidad quiera cerrar ese lugar. ¿Ahora los cineclubs tendràn que volver a funcionar clandestinamente, inclusive en democracia?:
    un estado democràtico implica la totalidad de la vigencia de los derechos enumerados y no enumerados en al costituciòn. Si bien los derechos se encuentran sometidos a las leyes que reglamenten su ejercicio, las reglamentaciones no pueden coartarlos caprichosamente, pues si asì lo hicieren dicha reglamentaciòn serà inconstitucional.
    Adhiero a la protesta.
    Soy abogado ,matriculado, y ofrezco mis servicios desinteresadamente , si los necesitan en el tribunal de faltas o donde fuere.
    Espero que esta situaciòn sea solucionada cuanto antes.
    Sebastiàn G.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s