Jueves 2 – ESTRENO “OTTO” de Bruce LaBruce

20,30 horas: EL PRINCIPIO  de Artavazd Pelechian. Armenia, 1967. 8′.
Cortometraje  realizado a través de imágenes de archico dedicado al 50º aniversario de la Revolución de Octubre 1917. Trabajo tesis de fin de carrera en el VGIK (Instituto de Cine de Moscú) en donde se anticipan las teorías de montaje a distancia elaboradas por el autor: sabio collage de los motines revolucionarios y su expresividad propia.

20,40 horas: OTTO, ARRIBA LOS MUERTOS de Bruce

ottoingraveLaBruce.  Alemania/Canadá, 2008. 95′.

Enfant terrible e icono del cine homo-punk, Bruce LaBruce hizo varias películas en una: Otto ó Arriba los Muertos un filme de zombis que combina la comedia romántica, el porno, la política, el terror y la animación. Dos historias se entrecruzan: por un lado la de Otto, recién despertado de entre los muertos y atrapado entre un presente escalofriante y un pasado colorista y hermoso; por el otro, la de Medea, que filma un documental político-sexual en blanco y negro. El singular LaBruce nos ha regalado una de las bellas sorpresas, un maravilloso popurrí visual: ¡arriba los muertos!

 

22,10 horas: POSTDATA es una nueva Sección de La Quimera.

Un espacio que nos inventamos para compartir la insolencia y la radicalidad. Pequeñas obras de fricción que derivan entre el museo de arte contemporáneo y la sala cinematográfica. Pero si el primer hogar de LA EDAD DE ORO o de los viajes cinemáticos de Man Ray fue un cineclub, por qué no íbamos a hacerles un lugar a estas películas en La Quimera? Esta vez veremos:

 EL GABINETE DE JAN SVANKMAJER de Hermanos Quaid. Ingaltera, 1984. 14′.

Muñecas rotas con la mirada vacía, archivadores de museos olvidados, imprudentes cantidades de polvo, tornillos rebozados de óxido, sombras móviles y esqueletos de pájaros son algunos de los insólitos marteriales que han empleado los gemelos idénticos Timothy y Stephen Quaid para construir una obra cinematográfica que los han convertido en el gran referente de la animación experimental contemporánea. ‘Comparamos nuestro trabajo con un haiku o un espectáculo de ballet contemporáneo porque son dos lenguajes artísticos muy consisos que te obligan a interpretar cada detalle, cada gesto. Para nosotros, el placer es siempre mayor si el espectáculo no es narrativo. De un modo parecido, el haiku juega con la sugestión, no te ofrece soluciones como hacen las películas de Hollywood o la animación de Disney’, dicen los hermanos Quaid. Adentrarse en sus cortos, es penetrar en espacios de creación total, cerrada, completa y perfecta, en estructuras narrativas alógicas, regidas por su propias leyes, enraizadas en lo onírico y en un surrealismo palpitante.

Anuncios
Jueves 2 – ESTRENO “OTTO” de Bruce LaBruce

TONY MANERO

Jueves 25:

TONY MANERO

de Pablo Larraín.

Chile/Brasil, 2008. 98′.

Entrevista a Alfredo Castro (Actor) por Pablo Larrain (director)

La Verguenza de Tony Manero

Por Pablo Larraín | Fotografía: Tomás Dittborn.

018.jpg

¿Qué sientes cuando tienes una cámara a un metro de ti, o menos, por horas y horas durante la filmación?
Siento… A ver… Es que son cuestiones muy privadas.

Ah, entonces no.

Pero está bien decirlas. Tengo la impresión de que yo he puesto en los ojos de los demás durante mi vida, o en algunos momentos de mi vida, una cantidad de poder mortal o poder que da vida muy fuerte.

¿A quién le diste ese poder en Tony Manero?
No, a la cámara. Inconscientemente, le otorgué a la cámara el poder de la mirada del otro. Es como si uno pudiera verse a sí mismo. Es una pesadilla. Como asistir a la propia tragedia. No lo digo en un sentido peyorativo, sino en un sentido súper noble.

¿Descubriste eso mientras hacíamos la película?
No, después. ¿Tú cachái lo que pasa cuando a alguien le cortan un brazo? La persona lo sigue sintiendo y se puede rascar el brazo que no existe o sentir que le duele o que está muy helado cuando ese brazo ya no existe. A mí me pasó eso después de terminar la filmación: algo que estuvo zumbando a mi alrededor ya no estaba, ¿me entiendes?

¿Vacío?
No es vacío. Es la existencia de alguien que había estado mirándome. Eso no es vacío. Alguien estuvo ahí mirándome.

¿A ti o a Raúl Peralta?
¿Qué diferencia hay?

En voyerismo, finalmente, es muy sensual.
Obvio que hay goce, si no yo no haría esto. Y hay mil cosas. Un pudor inmenso, una vergüenza asquerosa…

¿Te da vergüenza?
Mucha, mucha, mucha. La escena de la pieza, cuando bailo solo, es una de las escenas más vergonzosas que he hecho en mi vida.

Cuando bailas el tema del Pollo Fuentes.

Casi me morí. Tuve que traspasar pudores inenarrables.

Hicimos varias veces esa escena. Tú estabas en calzoncillos y con zapatos.

Para esa escena, para que ahora lo sepas y no te sientas ni culpable ni nada porque es mi trabajo, tuve que traspasar barreras de pudor que nunca en mi vida había enfrentado. Yo he actuado en obras en pelota frontal durante 20 minutos, he actuado haciendo de mujer, he hecho gags en televisión vestido de vaca, para ganarme la vida o porque la obra lo requería. Pero esa escena es la más transgresora hacia mí mismo que yo he hecho en 30 años de actor.

Jamás me lo hubiera imaginado… Y es una escena fundamental.
Por eso la hice. ¿Qué posibilidad tenía de negarme?

Otra cosa que no puedo dejar de preguntarte: ¿tuviste algún rollo en trabajar conmigo?
¡Jamás!

¿Con el tema del hijo del derechista y todo lo que eso implica?
Me dijeron: “Cuidado. Pablo es hijo de Hernán Larraín”. Y yo dije: “¿Qué me puede importar? Voy a leer el guión, voy a hablar con él”.

FLACO Y VIEJO

Antes de hacer la película, yo te mostré una foto y te planteé la idea de que el personaje que salía en ella fuera un criminal y bailarín. Luego escribimos el guión. ¿Qué recuerdos tienes de esa foto?
Que empezaste a jugar la trampa, porque el tipo de la foto era muy parecido a mí.

Era muy flaco. Desprotegido. Olvidado.

Digamos que no hay ninguna inocencia detrás de tu gesto, y yo lo entendi y callé. Cuando me mostraste esa foto, yo no miré la foto. Vi tu gesto y entendí que me estabas tendiendo una trampa maravillosa mostrándome a un gallo flaco, viejo, asesino y ambiguo que mira nada por la ventana. Y yo dije: “Pablo me está invitando a que yo me vea y me mire, y voy a aceptar la invitación”. Entonces no es inocente…

El personaje era bien iconográfico, como de una clase social extraña, indefinida, quizás miserable, de esos que a ti te ha tocado representar muchas veces. ¿Por qué siempre tenemos que cruzar a esas zonas?
Porque por ahí drenamos nuestra miseria. Esos seres están de alguna forma poniendo frente a nuestros ojos nuestra absoluta realidad. Sería muy tremendo desconocer que éste es un país del tercer mundo y que lo seguirá siendo por muchas décadas más. Si alguien piensa que Chile ha surgido está completamente loco.

Lo que pasa es que aquí el desarrollo se suele confundir con la cantidad de plata.
Da lo mismo, estamos hablando de otra cosa, estamos hablando de que cuando salimos a filmar llegamos a unos barrios donde quedamos muy impresionados…

¿En Recoleta?
Recoleta, que yo conozco, porque en mi juventud viví ahí con unos amigos de la Escuela de Teatro, eran barrios de gente de clase media, clase media baja, muy baja o miserable, donde se arrendaban piezas. Hoy, de esas mismas casas, salen peruanos. ¿Te acuerdas de esa mujer golpeada, recién golpeada? El borracho que cantaba y que pedía cámara… Yo, que soy mucho más viejo que tú, puedo decir que este país sigue siendo el mismo que hace 30 años, pero con una miseria incluso más dura, ¿me entiendes?

En el cine y en el teatro sólo muy de vez en cuando somos capaces de dar testimonio de esa realidad.
Lo que pasa es que ahora las mediciones son tremendamente falsas. Me vine en metro y de la gente que va a Puente Alto desde Tobalaba, algunos podrían perfectamente ser Raúl Peralta. Ahora hay más pliegues, porque aparentemente hay más acceso a cosas, todos andan con un Mp3 puesto en la oreja, pero la pobreza también cambia de textura.

Yo entiendo que Raúl Peralta es de una violencia mayor. ¿Pero te acuerdas que en Europa nos preguntaban tanto por qué era tan violenta la película? Y nosotros les decíamos “De qué nos hablan si tienen dos guerras mundiales en un siglo”.
Yo no estoy de acuerdo con eso, Pablo.

¿Por qué no?
Les impresionó la violencia de la miseria.

Yo pienso que les llama la atención la verdad de la violencia. Su falta de efectismo.
Que es la miseria.

Y que en la película no está estilizada. No hay combos ni patadas ni gestos arquetípicos.

No te equivoques, no es la violencia del personaje, es el paisaje que tú muestras. Yo entendí ahora que a ellos los transgredió es que tú fueras capaz de instalar un paisaje donde todo es muy violento. En Europa nadie conoce esas telas, nadie se viste así, nadie tiene esa fealdad, nadie habla de esa manera, nadie tiene esos anhelos, esas micros no existen. Incluso nos preguntaron “¿Por qué tan violentos?”. Yo les dije “A ver, espérate un poco, acá hubo un holocausto, tuvieron ocupación nazi, un gobierno nazi, ustedes mataron a mujeres francesas a pedradas porque fueron amantes de nazis, en este continente hay gente que se come a otra gente viva y la corta en pedazos y la guarda en refrigeradores”. ¿Eso no es violento?

Para terminar, Alfredo, ¿cómo es para ti Tony Manero?

Una película muy triste.

Uno de mis miedos es que la película adquiera fama de ondera, porque tiene elementos pop, kitsch, Enrique Maluenda, El Festival de la Una, Fiebre de sábado por la noche… ¿Qué crees que va a pasar con la película? Yo francamente no sé.
Yo creo que va a tener una muy buena recepción. Quien se meta en esa supuesta onda sin haber visto la película es un imbécil.

http://www.paula.cl/blog/entrevista/2008/08/25/la-verguenza-de-tony-manero/

TONY MANERO

CINE + CANTINA + MÚSICA

Jueves 11 – 20:30 hs.

syndromes_and_a_century

Tras su aclamada Tropical Malady, el director tailandés Apichatpong Weerasethakul se vuelve a poner detrás de la cámara para dirigir este tributo a la memoria y a la evolución personal. Es el relato del recuerdo de sus padres, ambos médicos, y de su infancia.

syndromesandacentury

al finalizar la función LA CANTINA de La Quimera en su Edición Mensual toca “A lo Bonzo” en su aniversario…

CINE + CANTINA + MÚSICA

Béla Tarr Jueves 4 + Pelechian

Jueves 4

Cortometraje de Artavazd Pelechian.

EL HOMBRE DE LONDRES

de Béla Tarr.

Hungría/Francia/Alemania. 2007. 135′.

POSDATA

Fragmento de entrevista a Béla Tarr.

(…)

¿No estaremos escapando poco a poco del cine nacional húngaro?

Las industrias nacionales del celuloide se están volviendo cada vez más proteccionistas en Europa. En Hungría, por lo general, hablamos de cofinanciar una película. Un director húngaro hace una película húngara con la ayuda financiera de inversores extranjeros. Llamo a esto pseudo coproducción. Es el dinero lo que se transfiere a cambio de ciertos derechos de mercadeo. El problema en el sistema húngaro es que los cineastas actúan como prostitutas. Sólo quieren satisfacer ciertas necesidades culturales específicas o adaptar guiones cinematográficos a una tradición nacional principal.

¿Porqué se interesa tanto en personajes pobres, socialmente desaventajados como el Maloin de Londres, que es un guardagujas en una estación de trenes en un poblado de la costa, o la tropa circense que viaja hasta Werckmeister?

Siempre he tenido esta sensibilidad social. La gente que vive en los límites éticos de la existencia me interesan más que cualquier otra cosa. Sus conflictos son mucho más reales. Se les puede representar mejor en este segmento de sociedad que en el mundo burgués, adinerado, donde todo se barre debajo la alfombra.

En cuanto a mí, nunca me he considerado un director de películas. Yo siempre he pensado que mi única misión era cambiar el mundo. Hoy, sería lo bastante bueno si podría cambiar sólo la lengua del rodaje de un apelícula. Naturalmente, el rodaje es también una parte del mundo, y tengo éxito en lo que hago. Sin embargo, me cuesta creer que esto haya cambiado el mundo de algún modo. Eso sí, podemos confiar siempre en la sensibilidad de gente. No es malvada por naturaleza; se limita a pecar si las circunstancias le obligan.

Traducido de húngaro a inglés por Lorant Havas

(http://www.cafebabel.com/spa/article/21128/bela-tarr-los-cineastas-actuan-como-prostitutas.html)

Béla Tarr Jueves 4 + Pelechian

Ciclo 4 Continentes + Pelechian + POSDATA

Todos estos largos del ciclo serán acompañados (precedidos) por un corto de Artavazd Pelechian.

Jueves 4

EL HOMBRE DE LONDRES

de Béla Tarr.

Hungría/Francia/Alemania. 2007. 135′.

POSDATA

Jueves11:

SINDROMES Y UN SIGLO

de Apichatpong Weerasethakul

Tailandia/Francia/Austria, 2006. 104′.

POSDATA

LA CANTINA de La Quimera en su Edición Mensual toca “A lo Bonzo” en su aniversario…

Jueves 18:

TEN CANOES

de Rolf de Heer

Australia (2006). 90′.

POSDATA

Jueves 25:

TONI MANERO

de Pablo Larraín.

Chile/Brasil, 2008. 98′.

POSDATA

Estrenaremos Postdata una nueva sección en La Quimera que comenzara 5 minutos despues de concluida la función. Posdata presentara cortos experimentales, videoarte y autores radicales, pensando el cine desde otras formas, y la importancia de verlo en relación a las cosas.

Estrenaremos la nueva sección con cortos de Peter Tcherkavski.

Ciclo 4 Continentes + Pelechian + POSDATA