FUNCIÓN ESPECIAL – A NO FALTAR!!!

JUEVES 30/9 -20:30 hs

ELLA TIENE LOS OJOS GRANDES ABIERTOS

De Yann Le Masson, Documental colectivo. Francia, 1980. 76′.

“Mira, ella tiene los ojos grandes abiertos”, no se limita al proceso judicial de Aix-en-Provence de 1976 contra el MLAC (Movimiento por la Liberación del Aborto y la Contracepción), por el ejercicio ilegal de la medicina y tentativa de aborto de menores, ya que la ley Veil sobre el aborto fue en 1975. Es también una mirada a los principios de autogestión del MLAC, los métodos alternativos de parto, asumida como práctica colectiva, rechazando los límites del cuerpo decente ó indecente. Nacido del trabajo de cinco colectivos diferentes, el fascinante y magnífico documental/ficción de Yann Le Masson es el lugar que expresa otro modo de producción de las imágenes, el de una fábrica colectiva, mientras que cada una de las protagonistas vuelve a representar su propio papel.

La voz del Interior

Anuncios
FUNCIÓN ESPECIAL – A NO FALTAR!!!

El recorrido del río, fuente de lo irracional

JUEVES 23 de Setiembre

DELIVERANCE

de John Boorman. EE.UU


Cuatro amigos, hombres que viven todo el año en la ciudad, deciden marcharse el fin de semana a los bosques Apalaches. Quieren descender en canoa un río que atraviesa un bosque y que próximamente será inundado por la construcción de una presa. Será en plena naturaleza cuando afloren las pasiones, los odios y las venganzas que tendrán un más que violento final. Y será en la soledad compartida cuando las bestias que probablemente todos llevamos dentro aparezcan de manera imprevisible e irremediable. John Boorman hizo con este “Deliverance” su película más personal y tuvo la enorme suerte de contar con uno de los mejores guiones de la década de los 70, además de con la contribución de la fotografía, descarnada e hiriente, desnuda y luminosa, de Vilmos Zsigmond, así como de cuatro espléndidos actores: los entonces prácticamente debutantes Ned Beatty y Ronnie Cox, y muy especialmente de Jon Voight y Burt Reynolds, en un papel este último que jamás ha tenido ni la suerte ni el acierto de simular en su por otra parte más que aceptable carrera cinematográfica

El recorrido del río, fuente de lo irracional

Las vicisitudes de filmar en el río

“Observar una costa que se desliza ante un barco equivale a pensar en un enigma. Está allí ante uno, sonriente, torva, atractiva, raquítica, insípida o salvaje, muda siempre, con el aire de murmurar: Ven y me descubrirás.” El corazón de las tinieblas, Joseph Conrad

16/09: “El corazón de las tinieblas: la filmación de Apocalipsis Now”

Eleanor Coppola, 1991, 96’

Siempre ha sido complicado rodar una película que tiene como locación el río. Cuando Orson Welles llegó a Hollywood, el primer proyecto que tuvo en carpeta para filmar fue “El corazón de las tinieblas” (ya lo había hecho en el radioteatro en Nueva

York); y luego de un exhaustivo estudio que incluyó hasta maquetas y storyboard de las locaciones lo dejó de lado por una cuestión presupuestaria.
Rodar en el río es un incordio. Rodar en el agua es un problema. La corriente, los vientos, las aguas que siempre tienen su enigmática presencia y el peligro que con ello trae. Hacer una película exige un plan de trabajo. Los imprevistos atentan contra un plan de rodaje. Los inversionistas exigen seguridad, saber que todo esta controlado. El río es imprevisto, orillas imprecisas, remansos perturbadores. Basta pensar en las dificultades que tuvo Herzog en “Aguirre, la ira de Dios” donde llegó a perder la mayor parte del material filmado y luego lo recuperó producto del azar. Tuvo otros problemas también, así como los tuvo con “Fitzcarraldo”.  “El corazón de las tinieblas: la filmación de Apocalipsis Now”, donde veremos a un director de cine, que consciente de la película que desea filmar, emplea toda su intuición para construir un dispositivo que descontrole el rodaje. Coppola, al igual que Willard, se interna en lo más oscuro de su vida; la diferencia es que Francis tiene a su
lado una compañera como Eleanor, su esposa, que supo observar y registrar el proceso de creación de la obra más paradigmática de fines de los 70.
Las vicisitudes de filmar en el río
d Hearts of Darkness: A Filmmaker’s Apocalypse
(Eleanor Coppola, 1991, 96’).
Las vicisitudes de filmar en el río

JUEVES 9 de Setiembre 20:30hs

“Un río siempre lleva a un lugar poblado. Si no encontramos cosas agradables, por lo menos veremos cosas nuevas”

Cándido o el optimismo – Voltaire

Cuando me propusieron hacer el ciclo, lo primero que pensé es que no hubiera ninguna pretensión de ser un canon. Siempre desconfié del canon de las instituciones. El canon en todo caso para mi, siempre ha sido una especie de autorretrato del recorrido personal.

En muchos casos cuando se elabora un ciclo/canon siempre viene encabezado por unas disculpas ante un espectador que no las pide, disculpas por tal film o director que no fue incluido. En todo caso me resisto a tomar este ciclo como la última palabra sobre películas de río, sino como el primer paso hacia un territorio nuevo, un río no explorado tal vez; donde se intente trazar posibles filiaciones, recorridos por un río de películas invisibles. Hacer una cartografía del audiovisual sobre películas del río.

Buscar hermandades y saltos en la historia, para que alguien lo recupere y lo haga suyo.

El cortometraje “Gente del Po” de Michelangelo Antonioni, fue filmado en 1943. En la misma época pero en la orilla opuesta, Visconti filmaba “Ossessione”; versión de “El cartero llama dos veces”. Era época del Duce y los dos filmes tuvieron problemas de exhibición. La película de Antonioni recién salió a la luz en 1947. Ambos Films fueron precursores del neorrealismo. El momento en que una pareja al lado del río se encuentra, parece anticipar las historias que Antonioni desarrollaría en sus largos.

“La primera fundación de Buenos Aires” de Fernando Birri, es un mediometraje de animación sobre las maravillosas y delirantes ilustraciones de Oski sobre el texto de Ulrico Schmidel, testigo y autor de la infortunada expedición de Pedro de Mendoza.

Como dato interesante, la producción fue asumida por León Ferrari. Birri, creador del Instituto de Cinematografía de la Universidad Nacional del Litoral, de marcada influencia neorrealista, estudió en el Centro Sperimentale di Cinematografia en la Roma

de los 50, siendo aprendiz de Zavattini y De Sica.

“Pescadores” de Dolly Pussi, película apoyada por el Instituto de Cinematografía a través de su plan de asistencia técnica y promoción cinematográfica, es un film de tesis.

En él aparece la problemática de los pescadores y el río, abrevando de la tradición de dicha escuela llamada: la encuesta social filmada.

Pablo Romano (Santa Fé)