La infancia de Ivan en La Quimera…

Jueves 10 de abril 20:30 hs

La infancia de Iván, Andrei Tarkovsky

Unión Soviética – 1962 – 95 min
kinopoisk.ru ivvan 2 ivan 1
por Paúl Von Sprecher
La película  empieza  con  uno  de los pocos segundos de felicidad que se muestran de Iván, la  cual se desvanece  completamente cuando los alemanes asesinan a la madre (es un sueño que se repetirá de forma distinta). Pero lo que seguirá será algo muy distinto a la felicidad (salvo,  más  adelante,  cuando  sueña  con  una  niña).  Iván  es  un chico obstinado que quiere unirse a las guerrillas para poder vengarse de los alemanes.   Contrariamente  a cualquier película  bélica  convencional (ya sea de la Segunda Guerra Mundial o de cualquier otra), Andrei Tarkovski no muestra en la película la espectacularidad de la guerra, por el contrario está compuesta de silencios (como bien señala hacia el final uno de sus personajes)  y un enemigo al que no  se  ve nunca, pero que  se lo conoce bien. Las escenas donde  no  aparece  Iván  son  las  más  extrañas  a  la  puesta  de  escena  y  al  relato,  ya  que  la ausencia  del  protagonista  genera  extrañeza  y la  película puede ampliar sus  horizontes hacia otros  caminos (en el medio  y en el  final de  ésta). Particularmente en una escena donde dos militares, un hombre y una mujer, entablan conversación y el primero salva a su compañera de caer en un pozo, mientras aprovecha para darle un beso. Esta breve escena se transforma en uno de esos  momentos  del cine que no agregan nada al argumento del film en cuestión, pero son los más hermosos: los famosos tiempos muertos.  Se  podría  hacer  una  metáfora  de  cómo  Tarkovski  inicia  su  carrera  de  largometrajes (antes  había  hecho  un  medio  y  algunos cortos) con uno sobre  la infancia. Pero  Iván parece saber más claramente las cosas que desea que el resto de los personajes de la película. Por lo que puede cruzar un lago presuntamente peligroso sin problemas, tratar de escaparse para no ir  a  la  academia  militar  y  hasta  adentrarse  en  territorio  enemigo,  es  decir,  donde  están  los alemanes.  Tiene  12  años,  edad  donde  la  búsqueda  es  permanente  y  la  rebeldía  (como  lo demuestra en toda la historia) es moneda corriente, más para quien no puede pensar más allá de sus ansias de venganza y su odio al invasor de su país. Y justamente estas ansias son las que lo llevan a  tomar decisiones  desesperadas, sin pensar en sus consecuencias. Por todas estas  razones  esta  es  una  película  desencantada  sobre  la  infancia  y sobre  cómo la guerra puede arrebatarle  a un  chico  no sólo su madre, si no su derecho de tener una infancia alegre donde pueda  hacer lo que se  entiende  como “cosas de chicos”,  sin la urgencia de llevar una vida más parecida a la de un adulto, preocupado constantemente por la guerra.

Anuncios
La infancia de Ivan en La Quimera…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s