WALDEN: DIARIES, NOTES AND SKETCHES, de Jonas Mekas

JUEVES 14 DE AGOSTO – 20:30 hs

Estados Unidos – 1969 – 180 min

 Ciclo “Panteísmo lírico lituano: La celebración de la vida en el cine de Jonas Mekas”.

WALDEN DIARIES NOTES AND SKETCHES1964 1968

 

 

Comentario por Joan Mitjans
 
Jonas Mekas sale a la calle y graba, como hicieron los hermanos Lumière hace ya más de cien años. No hay película, no hay guión, sino que sus imágenes nacen de la vida que le rodea, de las pequeñas cosas, de los amigos que se encuentra en su camino… Sólo hay que colocar el objetivo. Cada nueva experiencia cinematográfica es única e inédita, tan compleja e inmensa que su autor no puede hacer más que experimentarla. “Those who know how to read my images, they will know everything about me”, dice él mismo. Por eso, Walden no es una película, es Jonas Mekas viviendo su vida.
 
Es años después, cuando se sienta en la sala de montaje, que decide reunir todo este material, registrado de entre los años 65 y 69, en un diario fílmico. Y lo titula Walden, en referencia al libro homónimo de Thoreau, quizá porque el camino que siguió el cineasta y el que siguió el escritor son el mismo: Thoreau dejó la civilización por la montaña durante dos años para hallar la libertad; Mekas huyó de Lituania hacia Estados Unidos, fugitivo de guerra, para hallar la paz. No nos cuenta sus desgracias ni conflictos, ¡qué los tuvo!, ni necesita un gran discurso intelectual, quizá porque no hace falta.
 
Al final, lo que nos queda es esa fluctuación de imágenes que nunca se detienen, a gran velocidad, una detrás de otra. No hay un arco argumental definido, no hay relación causal entre las imágenes y Mekas, al contrario de las películas tradicionales, escribió el guión una vez terminada la obra. Aun así, y pese a su aparente ausencia de orden (que no es tal), no se puede decir que Walden no nos cuente una historia, porque sí la cuenta. Es la historia del paso del tiempo, del invierno a la primavera y del otoño al verano, pero también es la historia de un exiliado que, a través del cine y gracias a la vida que se cruza por su camino, redime su pasado; un fugitivo que encuentra un nuevo hogar.
 
El invierno es la estación clave para observar este paso. Es la estación que más aparece en su Walden, porque le recuerda a su Lituania natal, la que tuvo que dejar. En las tres primeras bobinas ―la película se distribuye en seis― siempre aparece un Central Park nevado, con niños que juegan con trineos, patinando, y la figura de Mekas, que se inscribe en este ambiente como una sombra, incapaz de integrarse en este ambiente, aunque lo celebre. En esta primera parte está buscando la paz en el nuevo estado de cosas, en su nueva casa, Nueva York. Pero siempre quedan huellas del pasado, como la fotografía de sus padres, que se encuentran en Lituania.
 
En las siguientes bobinas, la cuatro y la cinco, vemos un Jonas más integrado, más cerca del Walden que está buscando. Se graba en el espejo, cabalgando a caballo, viajando por EEUU, la vuelta de la primavera. Celebra la navidad con sus amigos, los Stones, y encuentra un lugar donde pasar el invierno. Su propia madre viene de Lituania a visitarle: sus raíces se encuentran ahora en Nueva York.
 
Es en la última bobina que Mekas renace con una nueva vida, así como la nueva vida del niño que aparece, la del hijo de Sitney Blake. Pero, aunque sus imágenes nunca se detienen ―quizá porque Mekas no puede volver la vista atrás―, en esta última parte del camino parece que las imágenes vuelven a lo que vimos al inicio del film. Ahí veíamos una chica rubia sentada en comunión con la naturaleza, una chica de facciones lituanas; ahora vemos una mujer castaña, típicamente americana, en la misma situación, pisando la hierba con los pies descalzos. Es la imagen del cambio en la película. Como persona y como artista, Jonas Mekas no puede borrar su pasado, pero lo puede redimir, reformular, y seguir adelante. Lo que busca no es más que conciliar tres ciclos,  la naturaleza, la vida y la memoria, que en el pasado quedaron escindidos.
 
La naturaleza da vueltas, va y viene constantemente, la vida es un vector que se mueve siempre hacia adelante, sin posibilidad de detenerse, y la memoria es el ciclo de la película, y del arte en general, un pasado que nos vuelve en el ahora y nos puede tanto encadenar como liberarnos. Estos tres ciclos entraron en conflicto en la vida de Jonas; la vida vivió al margen de la naturaleza y la memoria fue un peso difícil de soportar. Walden es el encontrar la comunión de nuevo entre estos tres ciclos, el arraigarse en un sitio y empezar de nuevo, no dejando atrás el pasado, sino integrándolo en el presente, y el futuro. Por eso Mekas sólo graba aquello que merece la pena conservar y reivindica la vida (pura): los amigos, los animales, las flores, la nieve, los niños. Ésta es la historia de la película y, no lo olvidemos, viene narrada por un señor que ha tenido episodios vitales muy, muy duros ―y posiblemente por eso mismo la comparte.
 
La magia de la película es que la experiencia cinematográfica de Walden sirve no sólo a su autor para llegar a su Walden, si no que nos recuerda a todos nosotros que debemos reivindicar el momento y el mundo que nos rodea, más allá de todos los conflictos. En dos horas y media Mekas nos regala, sin esperar nada a cambio, fragmentos de su vida. “No suspens. No drama. Just images”. Son imágenes tan cercanas que parecen salidas de nuestra vida misma, que nos recuerdan algo que ya sabemos, pero que olvidamos constantemente: que Walden no está en el Central Park, ni tampoco en el Walden Pond de Thoreau, ¡que Walden está ahí fuera, esperándonos, en todos los sitios!

mekasslide1 unnamed

Anuncios
WALDEN: DIARIES, NOTES AND SKETCHES, de Jonas Mekas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s