Hoy no quiero Volver Solito y Postales en La Quimera!!!

Jueves 27 de Noviembre a las 20:30 hs

Ciclo “El Placer de Ser” y Cortos Emergentes 2014

· Postales de Maria Laura Pintor

Argentina - 10´ - 2014

· Hoy yo quiero volver solito de Daniel Ribeiro

Brasil - 95´ - 2014

en el Teatro LA LUNA

Pje. Escutti esq. F. Rivera. Bº Güemes

Entrada libre con contribución voluntaria

Postales

10690265_728674290551526_2096610839893263340_n

Hoy yo quiero volver solito

4 3 2 1

Hoy no quiero Volver Solito y Postales en La Quimera!!!

Comienza el Placer de Ser y lo acompañan los Cortos Emergentes 2014

Jueves 20 de Noviembre a las 20:30 hs

Comienza el Ciclo “El Placer de Ser” y pasaremos los Cortos Emergentes 2014

· Otro año sin nido de Renzo Blanc

Argentina - 16´ - 2014

· Her de Spike Jonze

EEUU - 126´ - 2013

en el Teatro LA LUNA

Pje. Escutti esq. F. Rivera. Bº Güemes

Entrada libre con contribución voluntaria

otro año

Algo sobre los Cortos Emergentes…

Eso que emerge ahí, y está latente, les damos una excusa, los invitamos a nuestra casa, los abrazamos en la creación.

Explorar el lenguaje cinematográfico en la invitación, formar parte del crecimiento de esos realizadores. Es una manera de hacer escuela. Apostar al hacer y al decir de una manera más incisiva y determinante. Accionar adentro de la escena cordobesa.
Los cuatro tripulantes son realizadores invitados a mostrarnos qué cosas están pensando en torno a la imagen, al sonido, al decir y a la forma de decir.
Quiero ser parte de eso, quiero que estemos más cerca de lo que se hace, del cómo también. Laboratorio, ensayos, intentos, riesgos.
Hoy nuestra producción global es distinta, e incipiente, no tiene gran cuerpo. Hay que movilizar las posibilidades de filmar, ese proceso de creación.

Me pareció posible, potable y potente… hacer de la quimera lo que queremos, que sea sólo depende de nosotros, creo que lo mismo pasa con nuestro cine, con nuestra vida, con el amor…

Trailer de Her

Comienza el Placer de Ser y lo acompañan los Cortos Emergentes 2014

CORTOS MICHAELA PAVLATOVA Y JULIA POTT + CANTINA DE LA LUNA

Jueves 13 de Noviembre – 20:30hs

10806223_357414277754157_6976468763127598551_n

PROGRAMA DE CORTOS ANIMADOS

Michaela PAVLATOVA
Etuda z Alba | Krízovka | Reci, reci, reci… | Tías y tíos | Repete | This could be me | Graveyard | Taily tales Karneval zvírat | Laila | Tram

10270447_357415381087380_1494693938985761466_n

Julia POTT
My first crush | Howard | Random Acts – The event | Belly

10462928_357416731087245_7003820620633247050_n

10635951_357416714420580_4087255922779160182_n

Recuerden que está abierta “la Cantina de la Luna” con comida rica, caserita y algo fresco para beber.

CORTOS MICHAELA PAVLATOVA Y JULIA POTT + CANTINA DE LA LUNA

David O’Reilly + JAM DE DIBUJO DIGITAL

Jueves 6 de Noviembre 20:30hs

David O’Reilly  + JAM DE DIBUJO DIGITAL

Programa de Cortos:

Ident | Octocat adventures | Please say something | ????? | WOFL2106 |

The external world | RGB XYZ | “A glitch is a glitch” (Capítulo de Hora de Aventuras)

60´

Teatro LA LUNA
Pje. Escutti esq. F. Rivera. Bº Güemes

Entrada libre con contribución voluntaria

David O’ Reilly, un animador que se pierde en quimeras… y montañas

 

O’ Reilly es un joven ilustrador, animador y desarrollador de videojuegos nacido en la ciudad de Kilkenny, Irlanda en 1985. Produce sus películas recurriendo a la animación digital en 3D como técnica predominante, donde experimenta formas narrativas y estéticas que son muy disimiles entre sí adaptadas con precisión a las necesidades que requiere cada una de sus historias.

Explora y crea un cine de animación cuyos relatos están constituidos como una propuesta comunicativa donde la animación no es concebida desde un lugar de entretenimiento para niños o arte de fantasía, sino más bien desde la producción de una forma artística de hacer cine.

Propone un viaje emocional donde despierta una mirada que hace eje en la contemplación de las acciones o la quietud de los personajes, en la psicología y en una estimulación sensorial a través de la construcción de lo visual como de lo sonoro, utilizando una paleta de colores estridente,

 

“Uso el cian más que el rojo. Tengo una conexión fuerte con ese color. El Cian excita la retina como ningún otro, sólo cuando es reproducido en una pantalla digital. Uno puede tener todos los demás colores con pintura e industria, sin embargo el cian sólo existe en su forma pura digitalmente. Es algo hermoso. No tengo nostalgia por el celuloide.” (David O’Reilly)

Oyc_7

Imágenes completas como así también imágenes incompletas producto de la incorporación de renders fallidos, pixeles rotos, virus, errores o ruidos y otros elementos propios del lenguaje digital y su devenir. Para contribuir a la coherencia del universo de sus películas presenta una banda sonora muy meticulosa e intencional donde se atreve a combinar y resignificar sonidos que no pertenecen al registro de lo real o literal.

Habla sobre la comunicación, las relaciones humanas, la infancia, los medios de comunicación, las representaciones sociales y culturales, el vínculo de lo humano con lo tecnológico desde una mirada poco convencional de la narración audiovisual y lo estético en sus historias, aunque él considera que sus historias no tienen origen en lo político ni pertenecen a ningún lugar físico existente.

Introduce una fusión de lenguajes en la animación tomando elementos de la ilustración, el comic, el videoclip, el videoarte y los videos juegos. Se vale de códigos de internet (emoticones), como así también de la televisión para espectacularizar y ridiculizar algunas situaciones. Usa recursos de saturación, de repetición, fragmentación del tiempo, ausencia de la coherencia, prolongación o simultaneidad de las acciones, trazos y colores en distintos niveles de intensidad y experimenta situaciones tanto dramáticas como disparatadas, oníricas, lúdicas con una fuerte impronta de ironía. Es por eso que sus películas saben pasar de lo oscuro o siniestro al humor y tienen cuotas de suspenso psicológico de un momento a otro. Nos enfrenta a lo desagradable, desde un punto de vista paradójico y representa lo absurdo de las relaciones humanas y del mundo.

Hace poco tiempo, David O’Reilly desarrolló un videojuego que se llama “Montain”. A continuación les dejo una reseña del juego. Allí descubrí elementos de su modo de construir “vida” que me parecen interesantes para pensar su cine:

452522275_640

“Se llama Mountain, está disponible para PC, Linux y Mac, y consiste en ser… una montaña. O’Reilly define el videojuego –su primera obra en este medio, elaborada con el desarrollador Unity, muy utilizado en el indie– como un “simulador de montaña”. La interfaz consiste en una montaña que flota en el vacío protegida por su propia atmósfera. La forma de la misma y los elementos que irán apareciendo en ella dependen de tres preguntas que el jugador habrá tenido que responder de forma gráfica. El programa pide, por ejemplo, que se defina “tu alma”, “el más allá” y “el pasado” dibujándolos, en una especie de pictionary metafísico. “Los dibujos influyen en varios aspectos del juego, desde la forma de la montaña a su escala temporal o la cantidad de flora”, explica su creador. Una vez que la montaña ha sido generada, no se puede crear una nueva: a cada jugador, la montaña que le corresponde. Ni ratón ni teclado, el juego no tiene controles. No se puede interactuar con la montaña. La única actividad posible es la contemplación de esa masa rocosa que gira sobre la nada. Y pese a eso, O’Reilly promete unas 50 horas de “juego”: “Yo le llamo así, juego, pero puede ser llamado cualquier cosa. Está abierto a distintas interpretaciones”. 50 horas en la que llueve o nieva sobre la cúspide, los árboles pierden sus hojas y las ven crecer de nuevo, y, según lo respondido, la montaña desaparece, extraños objetos (bombillas gigantes, barcos veleros, rollos de celuloide) surgen de la tierra o se ve inundada de mensajes en botellas imposibles de leer, mientras el videojuego envía extraños mensajes: “Todo está bien”, “Disfruta de tu tiempo aquí”. Una sucesión de atardeceres y amaneceres en un espacio con el que el jugador acaba teniendo una extraña sensación de pertenencia.

 

Trabajó en London Studios, mientras realizaba su carrera como realizador independiente.

Realizó innumerables cortometrajes animados para cine, tv e internet, logrando desarrollar una identidad tanto narrativa como artística en sus obras que lo posicionó en un sitio único.

Actualmente tiene 29 años y vive en Los Ángeles, Estados Unidos.

Ignacio “Chaky” Lillini


 

David O’Reilly + JAM DE DIBUJO DIGITAL