Tearoom, de William E. Jones

Estados Unidos – 1962 / 2007 – 56 min

JUEVES 23 DE JUNIO A LAS 20:30 HS EN EL TEATRO LA LUNA

Pasaje Escutti 915 – Córdoba :: Entrada libre – Contribución voluntaria

VER SPOT DEL CICLO “POLICÍA ADJETIVO”

tearoom-06.jpg

Tearoom consiste en un metraje filmado por la policía sobre el curso de una campaña contra el sexo en público en el medio oeste de Estados Unidos. En el verano de 1962, en Mansfield, Ohio, el departamento de policía filmó hombres en un baño público debajo de la principal plaza de la ciudad. Las cámaras ocultas en el baño registraban la actividad clandestina a través de un espejo de dos caras . El filme fue usado en el tribunal como prueba contra los acusados, todos los cuales fueron declarados culpables de sodomía, que en ese momento llevaba una sentencia mínima obligatoria de un año en la cárcel del estado. El material de vigilancia original filmado por la policía llegó al director William E. Jones mientras estaba investigando este caso para un proyecto documental. Las escenas sin editar de hombres de diversas razas y clases sociales encontrándose para tener sexo eran tan potentes que el director decidió presentar el material de archivo con un mínimo de intervenciones. Tearoom es un ejemplo radical de un filme presentado “tal como se encuentra” con el propósito de hacer circular imágenes históricas que de otro modo hubieran sido suprimidas.

021811_jones-william_tearoom_1 (1).jpg

REVIEWS AND INTERVIEWS

Schwärzler, Dietmar, “More Than One Way to Watch a Movie!” inSmell It! (Vienna: Kunsthalle Exnergasse, 2009) pp. 74-79.

Dietmar Schwärzler: Me gustaría comenzar con una pregunta general . En la mayor parte de sus películas , se está trabajando con la omisiones , por ejemplo en FINISHED ( 1997 ) , hiciste un retrato de la estrella porno gay Alan Lambert sin necesidad de utilizar ninguna imagen pornográfica. En IS IT REALLY SO STRANGE? (2004) decidiste hacer una película sobre la cultura de los fans latinos que idolatran al músico Morrissey , pero sin usar ninguna de sus canciones hasta el final . En V. O. ( 2006 ), usaste  material de archivo de la pornografía gay, pero enfocado en escenas donde no hay sexo . ¿Podrías hablar un poco acerca de tu técnica de trabajo de mantener las cosas un poco ocultas ?

William E. Jones: Al evitar lo obvio, mediante la retención de algo que parece ser crucial, abro un espacio. Las películas están un poco más disponibles para las personas que tienen sus propias ideas y sus propias fantasías. Por supuesto, este método deja a algunos espectadores descontentos, pero otros disfrutan llenando espacios con sus propios deseos.

Esto también tiene el efecto de hacer las cosas más visibles …

En general, cuando ves películas narrativas en un estilo convencional, todo lo que se necesita saber está disponible en la película. Si el espectador nunca se hace preguntas sencillas como “¿por qué estoy viendo esto?” O “¿dónde estamos?”, la película ha fallado de alguna manera. Siempre he estado interesado en películas que no tienen este sentido de integridad, que creo que es realmente un sentido falso. El espectador tiene que ser un poco más activo en la comprensión de lo que él o ella ha visto. Me gusta tener un tipo diferente de relación con el espectador. No soy uno de esos directores que le gusta jugar con  la audiencia como una orquesta. Creo que la experiencia de ir al cine se pone más interesante cuando el público está dividido; cuando múltiples lecturas pueden tener lugar. Si los espectadores vienen a ver  mi película y todo el mundo está de acuerdo, no estoy satisfecho con eso.

En TEAROOM  (2008), el material de archivo, utilizado como evidencia que respalda los cargos de sodomía, muestra las interacciones sexuales entre hombres en un baño público en Ohio y fue filmado por una cámara oculta en 1962 por la policía. Has cambiado muy pocas cosas. ¿Podrías describir dónde lo encontraste y cómo la has trabajado?

Yo estaba trabajando en mi video MANSFIELD en 1962 en el Centro Wexner en Columbus, Ohio, y al mismo tiempo había estado investigando estos casos en los archivos. Había visto un poco de material de archivo en Internet, y pensé que había más material de archivo en alguna parte, pero no estaba seguro. Alguien en el Centro Wexner me dio la dirección de correo electrónico del realizador Bret Wood, que se llevó el material de archivo de un ex jefe de la policía de Mansfield, se había mantenido en su garaje durante muchos años. Escribí a Wood, y después de unos días él me envió una copia de la grabación. Lo vi de inmediato, y fue realmente increíble. Yo sabía en un sentido general lo que sería el material de archivo, pero no tenía ni idea de que se vería así. Tenía un hermoso color. También tenía una excelente calidad la filmación. Había tomas y repeticiones. Se veían casi como gestos artísticos, pero no lo eran. Por lo menos no fueron pensados como tales. Las imágenes de todos estos hombres encontrándose para tener sexo tenían un gran sentido del pathos, porque yo sabía que estos hombres habían sido procesados y enviados a la cárcel. Toda la experiencia fue realmente abrumadora. Tenía la sensación de que no iba a poder hacer mucho por el material encontrado, pero hice algunos intentos de editar el metraje  en una estructura que pareciera más artística. Hice una versión de esa manera, y simplemente era demasiado; las decisiones estéticas me parecían arbitrarias. También pensé en la contextualización de las imágenes con títulos, dando un poco de información extra, pero nunca me llegó a convencer, hasta que llegué a la última versión, en la que no he cambiado casi nada. Sólo hay títulos de apertura y cierre, y se trasladó el último fragmento del metraje – dando una idea de establecimiento del baño, como una presentación del espacio – al principio.

Aunque – o porque? – Es material de archivo del agresor, y es además atractivo para los ojos y el cerebro. ¿Cuál fue su enfoque principal hacia el metraje? 

Las figuras de autoridad que organizaron esta operación de vigilancia, que luego termina con los hombres en la cárcel, y que controlaban lo que este material significaba para la sociedad tenía su propia agenda, sobre todo la erradicación de la homosexualidad de la ciudad . Mi objetivo era apropiarme de su filme como algo más que un puro instrumento de dominación, para hacer que la película sea sobre los hombres que eran su tema. Espero que los espectadores  puedan ver más que opresión en TEAROOM.

Había dos camarógrafos, Bill Spognardi y Dick Burton, nombres que me suenan como de estrellas porno. ¿Sabe usted algo acerca de estos dos hombres?

Sé muy poco, excepto que Spognardi era el cámara principal, y Burton era su ayudante. De la forma en que la cámara se mueve, se puede suponer ciertas cosas, que algunos temas le interesaban más que otros a la policía. “Interés” es una palabra divertida. La policía está interesada en personas sospechosas de un delito; un cámara está interesado en los hombres que tienen relaciones sexuales. No hay ninguna fotografía sin deseo. Esto puede ser simplemente un deseo de conocer, pero rara vez es este deseo es inocente. Los espectadores de TEAROOM entienden esto inmediatamente. Durante las proyecciones, hay muchas risas cuando un hombre atractivo entra en el baño, y la cámara comienza a moverse frenéticamente. ¿Los camarógrafos eran  gay? No en un sentido estricto. Como menciono en mi ensayo sobre los casos, creo que en el Mansfield, Ohio de 1962, solamente un hombre heterosexual podía permitirse estar involucrado en el escenario perverso de esperar en un baño sin ser visto con la esperanza de ver a otros hombres masturbándose y teniendo relaciones sexuales.

¿Por cuánto tiempo filmaron? 

A lo largo de tres semanas durante julio y agosto de 1962.

En TEAROOM también es posible ver la vieja idea acerca de la conexión y la comunicación y cómo el sexo se da entre diferentes clases, edades y razas, esto me parece increíble. En 1962 la Marcha en Washington, se estaba recién preparando y habían pasado sólo ocho años después de la eliminación de la segregación. Estaba lejos de ser común ver a un hombre negro teniendo sexo con un hombre blanco.  La película HOMBRES EN LA ARENA (1971) de Wakefield Poole, cuenta con una escena de sexo entre un hombre negro y blanco, comenzaron un gran debate en torno a ese tema 10 años después …

Michel Foucault escribía en su libro sobre la amistad que no es el sexo entre hombres, lo que confunde o es peligroso para la sociedad, sino que son las cosas que pueden surgir de estos encuentros: redes, amistades, grupos de acción … ¿Puede usted relacionar TEAROOM de alguna manera a estos pensamientos?

Por el tono de los artículos tengo la sensación de que lo que realmente molesta a la gente era la mezcla de diferentes clases sociales y razas, la noción de que los hombres pudieran formar enlaces fuera de los modelos de matrimonio y la vida familiar convencional, el aparato ideológico del Estado, si se quiere . La mayoría de los hombres que vemos en la película probablemente no se consideran homosexuales. Muchos de ellos estaban casados, algunos de ellos tenían hijos.

Eso parece ser una parte poco importante de la misma. No importa si son homosexuales o no …

Lo sé, pero la gente trae supuestos para el material de archivo. Una de las razones de que el metraje sea presentado en su totalidad y silente es que la gente pueda de alguna manera vaciar sus mentes de sus supuestos. El material había sido previamente presentado en público: en la corte y en una película que se utilizó para instruir a las fuerzas policiales. En estos contextos, se le dijo al público en cada momento qué pensar del metraje. Un fiscal o un narrador les dijeron quienes eran estas personas y en qué actos estaban involucrados. Yo pensaba que sería muy interesante ver cómo las imágenes funcionaban sin ningún comentario. En las proyecciones yo proporciono un mínimo contexto y respondo preguntas después de la misma. Yo no impongo una lectura sobre el material con antelación. Eso en sí mismo es potencialmente liberador. Conceptualmente o filosóficamente esta es una posición interesante. Que poco que puedo hacer por el material para convertirlo en algo que provoque a la gente, que proporcione una ocasión para el pensamiento o que de placer.

También hizo un libro de TEAROOM, que acompaña a la película cuando se exhibe. ¿Qué hay en el libro?

Escribí un par de ensayos para el libro. Yo trato con el metraje original, e incluí la correspondencia de correo electrónico con el hombre que me dio el material de archivo. He recogido todos los artículos contemporáneos que se ocupan de estos casos que pude encontrar. Todo lo que sabía sobre  los casos lo he puesto en el libro. Mi intención original era mostrar TEAROOM sólo cuando yo estaba presente para hablar de ello, para  que las personas me pudieran  hacer preguntas después de la proyección. Pero entonces TEAROOM fue elegido para la Bienal del Whitney en 2008, y se mostraba todos los días durante tres meses en el Museo Whitney de Nueva York. Yo vivo en Los Ángeles, así que no podía estar en Nueva York todos los días para hablar sobre el metraje. Y preguntándome como sustituir mi presencia en la proyección, decidí hacer un libro. De hecho, fue una gran experiencia. Nunca había hecho un libro antes. Hice todo – la edición de los textos, el diseño – en dos meses.

¿Cuáles fueron las reacciones en las proyecciones? En tu homepage, describís algunas de ellas, me dio la impresión de que las discusiones se producen fundamentalmente en torno a casos singulares. Casi nadie estaba hablando de la estética de los materiales o los aspectos socio-políticos y culturales.

Algunas personas del público se enojan mucho cuando ven el metraje, y yo trato de manejar estas situaciones con la mayor calma posible. Ellos están molestos por tener que enfrentarse a este tipo de imágenes contundentes de opresión. Otras audiencias son muy educadas y parecen apreciar el material de archivo. Es realmente un amplio espectro de reacciones. Recientemente tuve dos proyecciones en Los Ángeles. La primera fue una pelea a gritos. Una persona estaba extremadamente enojada y gritaba a la gente. Me culpaba, diciendo lo horrible que es exponer al público a este material que invade la privacidad de estos hombres que habían estado bajo vigilancia. Por desgracia, sus gritos no dejaron espacio para la discusión.

Por lo tanto, no hace diferencia si las proyecciones tienen lugar en una gran ciudad o en un pueblo?

No lo sé. La segunda proyección en Los Ángeles en Outfest era completamente diferente. Muchas personas en la audiencia conocían la dimensión histórica de mostrar este material; digamos que conocían el valor de la historia gay. Por supuesto, las proyecciones controversiales son memorables.

He estado en dos proyecciones en el Museo Whitney, y tuve la sensación que la audiencia realmente disfrutó el material de archivo. Hubo algunas risas, y de hecho también me tuve que reír…

No encuentro de dónde viene la risa, algunas veces, y eso me molesta un poco. Tal vez algunas personas se sienten molestas.

El material tiene algunos momentos muy divertidos y, como he mencionado, piezas muy atractivas también. A veces, el sexo me recuerda a un baile. Para mí eso es también una cualidad especial, poder ver “performances” de sexo…

Cuando vos decís “la práctica de sexo”, te lleva a un punto muy importante. Después de la proyección de TEAROOM – y, a veces la gente se enoja – yo digo así es como se veía el sexo gay antes de la pornografía. Ahora los hombres miran la pornografía y tratan de entender como coger. En muchos casos, aunque, obviamente, no en todos los casos, ven porno antes de que comenzar a coger. La forma de hablar, la forma de mirar – todo se ve afectado por lo que ven en la pornografía. Estas imágenes modelo que damos por sentado , no estaban disponibles para muchos hombres en 1962. TEAROOM es una representación de las relaciones homosexuales pre-porn, y en Mansfield, pre- gay bar sex, y para mí eso es completamente fascinante.

TEAROOM es también su primera película en la que el espectador ve el sexo, a pesar de que han estado trabajando mucho con imágenes históricas porno gay.

Hice un trabajo en el que uno realmente ve el sexo, pero también siento que algo ha llegado a su fin. Ahora es el momento para hacer otras cosas.

Ahora está trabajando en la leyenda de la pornografía Fred Halsted …

Ese será un libro y no una película, que es algo muy diferente. Las películas después de TEAROOM no son las mismas. Acabo de terminar dos de ellas, y vamos a ver …

¿Qué podemos esperar?

Nada de sexo … (risas)!

Eso no sería tan diferente de las otras.

Una de las cosas que me interesa ahora es tratar de hacer un trabajo que no sea específicamente gay. Cuando empecé mi carrera, el circuito de festivales de cine gay y lesbico era un lugar importante para la proyección de obras de mérito estético que no tenían distribución en Estados Unidos , este circuito se ha convertido en otra cosa, y en los Estados Unidos, ahora es una cuestión de exponer  al público a ver una película antes de que sea lanzada en DVD. La película es a menudo un drama social o una ficción, y en muchos casos, una comedia romántica. Esto no me interesa particularmente. Se ha vuelto más una cuestión de mercado que de comunidad, y la cinefilia entra rara vez en ella. Cuando digo que soy gay o que hago obras gay, la gente se hace ideas acerca de mí, y me parece que puedo funcionar en un contexto y tal vez no en otros. Me niego a aceptar esto, y no quiero estar limitado por ello. Estoy mucho más interesado en los límites entre las escenas o entre las instituciones que en el cumplimiento de los requisitos institucionales. Por supuesto, hay algunos programadores que están haciendo un trabajo muy bueno, y hay algunos festivales como MIX que son muy poco convencionales, así que realmente no puedo condenar a todos. Es importante no quedar estancado en las convenciones y tratar de alcanzar otro tipo de público y tratar de situarse uno mismo en otros contextos.

También he cambiado mi método de trabajo. Se ha convertido más en una práctica en arte que una práctica cinematográfica, porque estoy haciendo trabajos más cortos, y los estoy haciendo a intervalos más cortos también.

TEAROOM funciona mejor como una instalación en una galería, donde también se puede exhibir su libro, o se trata de una película para una sala de cine?

La respuesta a esa pregunta me la da el mundo. No puedo imponer nada sobre la obra…

Usted puede tener una preferencia.

Podría, pero no sé si importa. Mi prioridad es llegar a un público, por lo que TEAROOM puede ser o bien una instalación o una proyección cinematográfica. Las proyecciones cinematográficas son emocionantes, porque tengo contacto con el público, pero, por otra parte, las instalaciones son muy buenas debido a que los espectadores son más libres.

Por lo que yo sé, solo trabaja con el material histórico en sus películas, en busca de contenido histórico sin examinar. ¿Hay alguna corriente pornográfica que le parezca interesante?

En realidad no, para ser honesto. Hay una gran transición que está sucediendo. A principios del gay porno comercial, había directores homosexuales que querían hacer películas y no podían hacerlas en la gran  industria cinematográfica. Una posibilidad era hacer una película de vanguardia, pero si un director estaba interesado en el sexo, hacía una porno. Fred Halsted es especial porque él trató de hacer ambas cosas a la vez. Hoy en día hay todo un conjunto diferente de preguntas. El porno se ha profesionalizado, y la gente entra en la industria con la única intención de hacer porno. Se ha producido otro cambio más importante. La pornografía ya no se parece a las películas. Pay-per-view en el Internet ha tomado el relevo. La calidad visual de este material es relativamente poco interesante, y rara vez hay sustancia narrativa. Los actores también dan muy diferentes tipos de actuaciones. La pornografía en Internet es interesante desde un punto de vista sociológico, tal vez también como un paso en la historia del capitalismo. Como el arte, que no hace mucho para mí. Pero entonces, todo esto puede cambiar. Se puede filmar gran porno para Internet. Puedo decir con certeza que la era de la pornografía como una película para DVD está llegando a su fin, al igual que la pornografía como una experiencia cinematográfica.

En una forma abstracta TEAROOM me recordó a la estética de las películas de sexo hogareño. Podés encontrar miles de ellas en Internet. Muchos pretenden utilizar “cámaras ocultas”, pero a menudo la atención se centra en los genitales. En TEAROOM ese no es el caso en absoluto. ¡Los camarógrafos nunca hacen zoom!

Ellos no pueden. Si hubieran hecho primeros planos, tendrían que haber  revelado su  identidad  y se habría echado a perder toda la operación. (Risas) Fue también antes de que las lentes de zoom estuvieran disponibles.

En tu biografía escribís que trabajas en la industria de videos para adultos bajo el nombre de Hudson Wilcox. ¿Qué idea se encuentra detrás de ese alias?

No hay biografía de Hudson Wilcox (risas). La tira buscavidas o meat rack “, representada en  L. A. PLAYS ITSELF de Fred Halsted se daba a lo largo de la avenida Selma, en Hollywood. En Los Ángeles a principios de 1970, si se quería recoger a un estafador  masculino,  tenías que ir a la avenida Selma entre  la Hudson y la calle Wilcox. El nombre es un recordatorio de algo del pasado, y se refiere también a Rock Hudson.

 ¿Cuál es su trabajo en la industria?

En realidad, hace un par de días,  acabo de perder mi trabajo. Producía compilaciones de porno gay en DVD que había en viejos  archivos, escenas separadas combinadas en unas cuatro horas de DVDs que se vendían  por 10 dólares en tiendas de videos para adultos. Cuando los DVDs se hicieron menos rentables, Larry Flynt, mi jefe, interrumpió la línea que yo estaba produciendo. La colección se llamaba Fábrica de Herramientas y produje 180 títulos para ella. Ahora soy un productor de pornografía, desempleado.

 

Extraído y traducido de: http://www.williamejones.com/collections/about/11

 

 

Anuncios
Tearoom, de William E. Jones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s