Microbús, de Alejandro Small

Perú – 2014 – 44 min

JUEVES 8 DE SEPTIEMBRE A LAS 20:30 HS EN EL TEATRO LA LUNA

Pasaje Escutti 915 – Córdoba :: Entrada libre – Contribución voluntaria

485373241_1280x720.jpg

Tanto “Microbús” como “Perfil” se mueven en un mundo juvenil, urbano, íntimo y cotidiano. ¿Cómo se originan estas propuestas, que desde la ficción presentan un universo real, cercano al documental?

Más que algo planeado fue algo circunstancial. En “Microbús” fue más una cuestión de coger la cámara y salir a grabar. La idea era probar cosas y estar abiertos a lo que suceda en el instante. El hecho que tenga momentos muy documentales se debe a que se grabó sin un guión. La idea era que, a partir de una escaleta, los actores vayan haciendo ellos mismos la película. En algunas escenas sí se marcaba más lo que debían decir o cómo hacerlo, pero en algunas la indicación era mínima. No tuve ensayos con ellos, salvo una reunión en la que se conocieron y, hasta el mismo día del rodaje, ellos no sabían que es lo que iban a grabar ni lo que iba a suceder. Sí había un guión técnico, con algunos planos muy marcados que partieron por un interés fotográfico y que luego dramáticamente eran importantes, pero también había planos donde la única indicación era cámara en mano y seguir la escena.

En tus trabajos vemos una forma particular de montar, un corte rápido y algo nervioso, por ejemplo en “Sopla!” y “Microbús”. Coméntanos sobre el proceso de edición de tus películas.
Cuando edito lo que busco es que la película no tenga nada que le falte ni que le sobre. El proceso varía según el proyecto. En “Lisandro y el amor” y “Sopla!” el guión jugaba un rol importante pero en “Microbús” y “Perfil” todo era mucho más libre, sabía que la película se iba a encontrar en el montaje desde un inicio.

Yo no tengo ningún apego por el guión. Una vez grabada la película ya no tiene importancia y hay que estar abiertos a la posibilidad que la peli que te imaginaste es muy diferente a la que tienes. No ser capaz de reconocer los errores del rodaje en edición o peor aún, no rectificarlos, va a dar como resultado una película floja. Cómo hacer eso dependerá del material con el que se cuenta.
Yo suelo utilizar muchos planos que se grabaron de casualidad, o incluso eliminar escenas para luego poder utilizarlas de otra manera como una escena musical o un inserto de otra escena. A veces el ritmo de una escena clave puede ser muy lento por ejemplo y encontrar la manera de replantearlo, ya sea alterando la escena o colocándola en otro lugar, es una fase del proceso de hacer una peli que más satisfacciones me da, porque es la propia peli la que te dice cómo debe ser y es ahí donde va encontrándose.

d9aeb9163d74b417a5d1cedcd98b417371e6860c.jpg

Cuéntanos un poco de ti. ¿Cuál es tu formación académica y tu experiencia profesional? ¿Cuál es el cine que te mueve, que te interesa, que te emociona?

Tengo 23 años y estudié Comunicaciones. En la universidad, a pesar de haber aprendido muchas cosas valiosas, el interés por formar directores no existe y el nivel de formación es muy bajo. Lo entiendo porque a lo que apuntan es a formar comunicadores audiovisuales pero no cineastas y salvo algunas excepciones, como los cursos teóricos de cine y un taller de documental que dictó Fabiola Sialer, siento que las pocas cosas que sé las aprendí dirigiendo mis propios proyectos y editando películas para otros.
Los cortos que he grabado son muy distintos entre sí por cosas del destino, como que se presentaba la oportunidad de grabar algo basado en improvisación o el género o lo experimental, pero justamente esa aproximación a proyectos tan distintos es lo que más me ha servido como formación para darme cuenta del cine que me interesa y de cómo abordar distintos tipos de películas. Creo que si las cosas que he grabado hubieran sido muy parecidas entre sí, no hubiera tenido una real formación.

Mas allá de los temas, me interesa el cine que arriesga, se trate de una peli de género o de la más experimental del mundo. Los directores que exploran todo el tiempo el lenguaje del cine, los que van contra las convenciones, creo que son los más valiosos.

¿Qué planes tienes a futuro?
El plan es seguir grabando. Sé que vivir haciendo cine es muy difícil, por no decir imposible, pero si hay un momento donde debo intentarlo es ahora y a eso apunto. Actualmente estoy escribiendo el guión de mi primer largo y cuando esté listo empezará el proceso de búsqueda de fondos para realizarlo. Si ese proceso se dilata mucho, también estoy dándole vueltas a otro proyecto de largo pero de bajo presupuesto. La idea es que el dinero no sea el impedimento para seguir filmando, y en esta época me parece que esta más que comprobado que no lo es.

Fuente: http://www.cinencuentro.com/2014/10/24/festival-transcinema-2014-entrevista-alejandro-small-director-microbus-sopla/

Anuncios
Microbús, de Alejandro Small

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s