EL DÍA NUEVO, de Gustavo Fontán + LAS ESCENAS VACÍAS, de Gloria Peirano

JUEVES 27 DE OCTUBRE EN EL TEATRO LA LUNA

Pasaje Escutti 915 – Córdoba :: Entrada libre – Contribución voluntaria

DOBLE PROGRAMA

18.30 hs: Presentación del libro LAS ESCENAS VACÍAS, de Gloria Peirano, publicado por El ojo del mármol (2016). La novela será presentada por Juan José Gorasurreta, con lecturas de Gloria Peirano.

20.30 hs: EL DÍA NUEVO de Gustavo Fontán. CON LA PRESENCIA DEL DIRECTOR

Con Héctor Maldonado, David Leonardo Palacio y Voz en off de Gloria Peirano. En el marco del ciclo EL FUTURO ES NUESTRO.

‘En LAS ESCENAS VACÍAS, dos universos de dos órdenes diferentes parecen suspendidos, a punto de derrumbe. Fermín, un anciano que envejece en un pequeño pueblo de la provincia de Buenos Aires, con un hijo al que ve poco y nada, con una mujer que se ha transformado en una anciana desconocida, con amigos que también envejecen irremediablemente. Y Gabi, una mujer hermosa de los suburbios de la capital, devastada por el amor de un hombre que le dejó un hijo y tanto dolor que a veces siente que va a morirse. Esos dos mundos distintos y distantes se rozan gracias al facebook y en ese encuentro minúsculo, en esa comunión tan transparente y delgada que parece inexistente, allí es donde brota una historia de soledad y falta de amor y necesidad de amor’. Selva Almada

14690877_1120310928022173_4262462583715834393_n.jpg

EL DÍA NUEVO, de Gustavo Fontán

Argentina – 2016 – 63 min

Una vez él se perdió en el tiempo. Él dice que venía negro, que era una cosa negra que venía. Y sintió que los árboles crujían. Y pasó un rato y se hizo de noche. Cuando empezó a llover se ató con el bote a un árbol. Pero cuando se ató, un gajo, un gajo grande se rompió y él pensó, qué hago acá. Le dio miedo de hundirse y que lo coman las palometas. ¿Y si me comen las palometas? El dice que el bote iba de acá para allá y que se perdió en el tiempo. Me perdí en el tiempo dice. Y de pronto vio una lucecita y empezó a remar. El pensó que eran los muchachos que estaban de fiesta y empezó a remar y a remar, rápido porque el bote se llenaba de agua. Dice que remó y remó y cuando llega a la costa el bote se hundió, que se fue para abajo apenas llegó a la costa. Y ahí era nuestro rancho, ahí estaba yo esperándolo, muerta de miedo. Pero no había lucecita, ninguna lucecita.

Antonia Gerardi: Quería preguntarte, fuera de las películas, por el panorama del cine argentino actual. Si tuvieras que hacer un mapa, ¿dónde te gustaría situarte? ¿Qué filiaciones encuentras?

Gustavo Fontán: La filiación siempre es una cosa curiosa… No podría decirte dónde. Me siento alejado de las tendencias más hegemónicas, más dominantes. Me siento haciendo una obra que dialoga con otras… que no sé si es bueno o es malo. No sé si es un mal o un bien de este tiempo… Yo creo que lo que legitima una película es la mirada particular. Hubo en otros tiempos miradas particulares, distintas en estéticas, más o menos comunes… Y hoy el cine solo lo tiene desde el mundo dominante. No hay movimientos, no hay acuerdos estéticos, no hay principios que compartamos…

A.G.: …No hay manifiestos…

G.F.: ¡No hay manifiestos! No hay eso. Entonces es raro. No hay un lugar de pertenencia. El lugar de pertenencia es el corrimiento de algo que no queremos, que no sabemos lo que es. Pero luego, hay montones de solitarios. Por un lado está bueno eso, creo que el cine argentino lo tiene, tiene muchas miradas particulares. Luego, no sé si está tan bueno el que no hayan acuerdos más o menos que nos acerquen a una idea común. No lo sé, nunca lo viví como hecho posible. Creo que la Argentina tiene, dentro una línea de subsidios que recibe el cine, la posibilidad, sobre todo el documental, de -sí ser responsable- pero no dar cuenta al sistema y entonces, la posibilidad de correrse y la posibilidad de la libertad. Siempre con bajísimos presupuestos, pero con la posibilidad de la libertad frente a esto. Y la única responsabilidad es ser honesto y coherente con la propia película. A veces uno lo hace mal, otras veces lo hace bien y no hay problema, pero nos da esa libertad. Yo creo que eso se agradece profundamente. Me parece que hay en Argentina una inmensa cantidad de películas, a veces mejores, a veces peores, pero con una enorme capacidad de libertad.

Fuentes:

https://www.facebook.com/El-D%C3%8DA-NUEVO-Pel%C3%ADcula-1474325102799628/

http://www.lafuga.cl/gustavo-fontan-cineasta/734

Anuncios
EL DÍA NUEVO, de Gustavo Fontán + LAS ESCENAS VACÍAS, de Gloria Peirano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s