My Winnipeg en La Quimera!!! Nuestro ultimo viaje…

Jueves 5 de julio en La Quimera

20:30 hs

Venimos Viajando de lejos

Todo sueño encarna una pesadilla

Donde anida lo ríspido que erosiona mi cara,
aquí el aire esta en mis pulmones
tiene químicos, no humo diesel, ni nieve…
ni escalas, ni dimensiones
logran huir del anima interno
lo queda, lo que se reproduce,
eso que transforma tu mirada
nos aleja de allí…
Todo sueño encarna una pesadilla, allí habitamos el tiempo. Las cosas que nos hacen ser, aún a pesar nuestro. Aparentemente debo “atravesar todo lo que he visto y vivido… todo lo que he amado y olvidado” para poder salir de allí.
Hay monstruos que permanecen agazapados.
Radiografía cinematográfica de las obsesiones de Maddin, de Winnipeg, que se hacen las nuestras, en lo místico que nos envuelve y nos deposita en lugares en los que debemos escapar. Estos ríos nuestros vaciados de energía, enumerados de corrido, sin gracia ni mayor cuidado.
Dos viajes emprende en este tren imaginario, el de marcharse, contra todo pronostico, escapando de todos los fantasmas que abrazan la ciudad, y no dejan de tender manos en sus hombros para detener esa huida. La obsesión por los recuerdos, por ese pasado que se esmeran en hacer desaparecer. El segundo viaje es ese dual camino entre las imágenes de un Winnipeg añorado y lo que atormenta. La perdida, el despojo. No hay sitio ni lugar donde referirse. Maddin se pregunta tras la explosión del Olmo Wolseley, “¿y si…? ¿Y si el municipio escuchara los deseos de la gente?”, políticos sin calle, ni cultura, sin gusto, arbitrarios, tejen ciudades sin pasado, con sangre en sus calles, paisajes muertos, y caballos embalsamados por el rio. El gesto de desesperación del que escapa sin destino, del que corre por necesidad de dejar atrás, ¿y si…? y si nos escucharan en lugar de transformarnos en los mártires de nuestra huida…

alberto aristas

ranchitoborracho.wordpress.com

Anuncios
My Winnipeg en La Quimera!!! Nuestro ultimo viaje…

Milestones de Robert Kramer en la Quimera!!!

Jueves 31 de Mayo en La Quimera

20:30 hs

Venimos Viajando de lejos

Robert Kramer: itinerario filmográfico de un documentalista de la contracultura norteamericana, por Javier Rodríguez

(…)
En la siguiente obra de KramerMilestones (1975), esta dicotomía , que parecía entrar en crisis poco después de finalizar la guerra, se expresó en un relato mucho más íntimo, guiado sobre la base de seis historias principales, entretejidas por un inmenso mosaico de más de cincuenta testimonios. Viajó con su cámara a todo lo largo del territorio norteamericano: desde las montañas nevadas de Utah, pasando por la esculturas naturales de Mountain Valley, continuando por la cuevas de Hopi Indians y finalizando en las sucias calles de New York. Milestones fue una travesía (motivo que se volvería una constante en su obra). Fue un encuentro con ciudadanos creyentes de que el poder estadounidense se creó sobre la base de la ocupación de tierras ajenas y la esclavitud de los negros. En tres horas, retrató la “tribu” donde crecieron los de su generación, con todas las alternativas y las experiencias que vivieron. Al mismo tiempo fue una gran interrogación, una pregunta abierta (de esas que tanto le gustaban), sobre los éxitos y fracasos de aquellos días.
Milestones marcó un corte en el discurso político. La película insistía en la necesidad de mantener la movilización e invitaba a volcar la energía militante en la transformación de las relaciones interpersonales, desde el contexto más íntimo (el hogar) hasta el horizonte más amplio (las comunidades y el país). En 1976 Serge Toubiana, crítico de Cahiers du Cinema, escribió: “Milestones trata una nueva relación entre los seres huma-nos y de una nuevo estilo de vida en donde están integrados el mundo vegetal tanto como el mundo biológico, pero principalmente trata sobre el cine, una nueva forma de cine, como si Hollywood no existiese. Kramer no hizo Milestone en contra de Hollywood, el filmó como si Hollywood no hubiese existido jamás”(21).(…)


Milestones de Robert Kramer en la Quimera!!!

Het oog boven de put – Johan Van der Keuken… seguimos de viaje!!!

Jueves 31 de Mayo en La Quimera

20:30 hs

Het oog boven de put – Johan Van der Keuken

(1988 – El ojo en el pozo)

Teatro La Luna – Pasaje Escuti 915 esquina Fructuoso Rivera

Venimos Viajando de lejos

Algo sobre Johan Van der Keuken

Het oog boven de put – Johan Van der Keuken… seguimos de viaje!!!

En el camino.

Viajar y ver cine son dos actividades que tienen entre sí más conexiones que las que hubiésemos imaginado.¿Cuántas veces miramos por la ventanilla de un auto el paisaje cambiante a gran velocidad y hemos tenido la sensación de que ya vimos (o vivimos) ese momento en una película?¿Cuántas veces nos preguntamos de dónde salen las imágenes tan arraigadas en nuestra memoria de lugares que nunca conocimos personalmente? ¿O por qué será que tendemos a “musicalizar” los recorridos? El cine en la vida o la vida en el cine, lo cierto es que la más joven de las artes nos habilita una fascinante experiencia inmóvil de la percepción, posibilitando la expansión de los límites de nuestro mundo sin la necesidad de desplazarnos físicamente.
La primera parada en este tour a veinticuatro cuadros por segundos quimerístico, se titula Radio On, ópera prima del director, escritor y actor Chris Petit (Content, The Falconer, Negative Space). El film de Petit se presenta como una doble invitación a esta experiencia itinerante pero in the english way: es un viaje físico y mental a través de la Inglaterra de 1979, cacheteada por el modelo neoliberal thatcheriano, anónima, atomizada, gélidamente retratada en blanco y negro. Robert, musicalizador de una estación de radio localizada en una fábrica Gillette, emprende un viaje desde Londres a Bristol para descifrar un extraño suceso vinculado a su hermano. Personas, acontecimientos y paisajes son testigos de un recorrido que excede a su destino. Porque la película de Petit es, en definitiva, un viaje de ida hacia ningún lado en concreto. Se trata más bien de una actitud de búsqueda, de alerta (aunque ni su protagonista ni nosotros sepamos muy bien de qué), pero que es sensible a la idea de estar siempre en movimiento. “Somos el vínculo entre los veinte y los ochenta. Todo cambio en esta sociedad pasa por una colaboración comprensiva usando grabadoras, sintetizadores y teléfonos” describe una suerte de manifiesto colgado en una pared del departamento de Robert.  Lejos de la proclama “sin futuro” de los punks absorbidos por el sistema, para Robert como tantos otros de su generación, el futuro pasa por otro lado: la era electrónica, la de los resabios industriales y los ideales setentistas derrumbados. En ese sentido, la banda sonora de Radio On tiene una importancia fundamental, ya que no sólo musicaliza las imágenes y potencia sus efectos, sino que resulta ser una propuesta coherente con el contexto ominoso y desesperante que evoca el film. De allí su más que pertinente selección musical, la cual incluye temas como Radioactivity de Kraftwerk, o Heroes de un David Bowie empapado de la experiencia alemana, que funcionan como pistas para entender por dónde transitaba la vanguardia de la época, sus preocupaciones estilísticas y formales.
Serge Daney, un gran crítico francés de cine y amante de los paseos, afirmaba cercano al fin de su vida, que el cine se convirtió en sinónimo de apertura al mundo a través de sus viajes, ya que consistía en ir a verificar a otros lugares que otros viven esa misma experiencia del cine, pero por medio de otros lenguajes. Es hora de partir hacia otras latitudes. El motor está en marcha y la radio encendida. Bon voyage.

Eva Caceres – Cineclub La Quimera

Radio On – Christopher Petit (1979) Jueves 31 de Mayo en La Quimera 20:30 hs 
En el camino.

Radio On en La Quimera!!! A viajar…

Jueves 31 de Mayo en La Quimera

20:30 hs

Ciclo completo!!!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En lugar de pensar la ruta como el lugar de libertad y movimiento retratado en las road movies norteamericanas, Radio On es una singular aproximación inglesa al género: aquí, la ruta pronto llegará a su fin; los horizontes infinitos son reemplazados por páramos de concreto (los ecos de J.G. Ballard son numerosos y claramente intencionales) y autopistas. Las primeras escenas muestran una Londres distópica, arruinada por culpa del desmanejo gubernamental, y al protagonista Robert trabajando como DJ de una fábrica, solo en su cabina, pasando música para obreros desinteresados, indiscernibles en sus idénticos mamelucos blancos: una imagen potente de alienación, tema recurrente en éste y otros trabajos de Petit. La puesta en escena de una Inglaterra pre-thatcherista en decadencia post-industrial se apoya en la futurista banda sonora de Kraftwerk y el Bowie del período berlinés. De hecho, a veces las imágenes parecen excusas (de las buenas) para las canciones, a menudo presentadas en sus versiones completas. Radio On es, sin dudas, una película fundamental, no sólo dentro de la obra de Petit, sino para nosotros en tanto espectadores.

SOUNDTRACK

DAVID BOWIE: Heroes/Helden…Always Crashing in the Same Car
KRAFTWERK: Uranium…Radioactivity…Ohm Sweet Ohm
ROBERT FRIPP: Urban Landscape
IAN DURY: Sweet Gene Vincent
WRECKLESS ERIC: Whole Wide World…Veronica
LENE LOVICH: Lucky Number
THE RUMOUR: Frozen Years
DEVO: Satisfaction

 

Radio On en La Quimera!!! A viajar…

Venimos viajando de lejos…

Jueves 20:30 hs La Quimera

Teatro La Luna – Pasaje Escuti 915 esquina Fructuoso Rivera

14/6 Radio On de Christopher Petit (1979) Inglaterra
21/6 El ojo en el pozo de Johan Van Der Keuken (1988) Holanda
28/6 Milestones de Robert Kramer (1975) Estados Unidos
5/7 My Winnipeg de Guy Maddin (2007) Canada
Venimos viajando de lejos…