CICLO “PASIÓN Y PROCESO DE LAS JUANAS”

JUEVES 23 DE JULIO A LAS 20 HS

“SAINT JOAN”, DE OTTO PREMINGER

Reino Unido - EEUU - 110´ - 1957

Saint Joan supuso el debut de la bella Jean Seberg, acompañada de un espléndido reparto en el que destacó John Gielgud como el Conde de Warwick. La historia de la heroína Juana de Arco viene firmada nada menos que por Graham Greene (católico) sobre una obra de George Bernard Shaw (agnóstico). 1

FUNCIONES TODOS LOS JUEVES A LAS 20 HS EN EL TEATRO LA LUNA
Pasaje Escutti 915 – Córdoba // Entrada libre – Contribución voluntaria

VER PROGRAMACIÓN DEL CICLO PASIÓN Y PROCESO DE LAS JUANAS

CRONOLOGÍA

1429 (febrero) → entrevista con Carlos VII (de la Casa de Valois).
1429 (29 abril) → a las ocho de la noche entra la Doncella en Orléans.
1429 (4 mayo) → el ejército francés entra en Orléans.
1429 (domingo 8 mayo) → liberación de Orléans. El sitio había durado siete meses, desde el 12 de oct de 1428 al 8 de mayo de 1429. Diez días bastaron para que la Doncella liberara la ciudad.
1429 (16-17 de junio) → Batalla de Beaugency, ganada por los franceses.
1429 (18 de junio) → Batalla de Patay, ganada por los franceses.
1429 (julio) → Sitio de Troyes. Carlos VII entró en la ciudad el 9 de julio.
1429 (17 de julio) → consagración en Reims de Carlos VII. Había entrado en la ciudad el día 15.
1429 (25 de julio) → El obispo de Winchester entra con su ejército en París.
1429 (agosto) → Carlos VII marcha hacia París. La Doncella no aprueba esta expedición, pues entendía que no se debía ir más allá de Saint-Denis, donde se hallaban las sepulturas reales.

005-jean-seberg-theredlist
1430 (23 de abril) → El joven rey Enrique VI es llevado a Calais por el cardenal de Winchester.
1430 (23 de mayo) → hecha prisionera en el sitio de Compiègne y vendida por sus captores a Juan de Luxemburgo (Jean de Ligny).
1430 (26 de mayo) → en nombre del vicario de la Inquisición en Francia, sale de Rouen un mensaje requiriendo al duque de Borgoña y a Jean de Ligny para que entreguen a la Doncella. Ese vicario, un dominico, estaba en Rouen bajo la todopoderosa dependencia de Winchester, quien acababa de nombrar a lord Warwick gobernador de la ciudad.
1430 (12 de junio) → una carta de Enrique VI de Inglaterra hízole saber a la Universidad de París que el obispo de Beauvais (Pierre Cauchon) y el representante de la Inquisición en Rouen, juzgarían juntos a la Doncella en esta ciudad.
1430 (noviembre) → los borgoñones la venden a los ingleses.
1430 (2 dic) → Enrique VI de Inglaterra entra en París.
1431 (9 de enero) → comienza el proceso en Rouen, bajo la presidencia de Pierre Cauchon, a quien acompaña el representante de la Inquisición (éste fue atemorizado por los ingleses y comprado finalmente por veinte sueldos de oro). Numerosos doctores de la Iglesia, teólogos, hombres de leyes y miembros de universidades participaron como asistentes, siendo renovados constantemente. Fueron bastantes docenas. Lo que debía ser un proceso de magia se convirtió en un proceso de herejía. El promotor del proceso, el papel más activo, fue reservado a un tal Estivet, canónigo y peón del obispo de Beauvais.

003-jean-seberg-theredlist1431 (9 febrero) → el rey Enrique VI vuelve a Londres. El cardenal de Winchester se establece en Rouen para vigilarlo todo de cerca.
1431 (21 febrero) → Juana comparece por vez primera ante sus jueces.
1431 (11 de mayo) → el verdugo la visita por vez primera en la celda para atemorizarla, haciéndole creer que la tortura estaba lista; pero Juana no se doblegó: al revés, su valor se redobló. Su espíritu resplandecía de tal manera que hasta el mismo Jean de Châtillon, archidiácono de Évreux (en Normandía) y su último adversario, se convierte en su defensor y declara que el proceso es nulo. Cauchon, fuera de sí, le hizo callar de inmediato.
1431 (24 de mayo, jueves) → el cardenal de Winchester apremia para que termine de una vez el proceso. Este mismo día, en el cementerio que había detrás de la iglesia de Saint-Ouen, se llevó a cabo un terrible simulacro, con el fin de engañar al pueblo y perder a la Doncella. Presidían Cauchon y Winchester. Una vez más, Juana desbarató sus planes. El odio cegó ya definitivamente a los ingleses. No obstante, firmó el documento de retractación. No se pondría las ropas de hombre; en cuanto a lo demás, lo mantuvo todo.
1431 (25-26 de mayo, viernes y sábado) → un lord inglés se ofrece a violarla en la prisión, a fin de que pierda su virginidad. Las palabras pronunciadas en el momento de su martirio, permiten pensar con suficiente autoridad que el acto no llegó a consumarse por la resistencia de la Doncella.
tumblr_kuxqftIwkI1qzdvhio1_12801431 (27 de mayo, domingo, día de la Trinidad) → los carceleros la obligan de nuevo a ponerse las ropas de hombre, algo que en el fondo no convenía a los ingleses. En la práctica se trataba de retractarse de la retractación teatralizada del 24 de mayo. Es decir, Juana se convierte en relapsa, en hereje reincidente, el más grave crimen para la Iglesia.
1431 (28 de mayo, lunes) → se consuma la reincidencia como relapsa cuando se reafirma en todo lo que había dicho antes del escarnio del día 24. Vuelve a afirmar que sus santas le habían hablado otra vez, diciéndole: «Daba mucha piedad haber abjurado para salvar su vida».
1431 (29 de mayo, martes) → se decide que la ejecución tendrá lugar al día siguiente.
1431 (30 de mayo, miércoles) → martirio de Juana de Arco. A las ocho de la mañana es notificada la convocatoria del día anterior, una convocatoria en la que se ordenaba su comparecencia, para comunicarle que iba a ser quemada. Esa mañana del miércoles, Cauchon le envía un confesor de la Orden de Predicadores, que no se separará de ella, el hermano Martin L’Advenu, un buen hombre. Al conocer Juana de qué modo iba a morir, dice unas palabras de las que se infiere que la violación en la celda no se consumó: « ¡Ay!, me tratan tan horrible y cruelmente que hará falta que mi cuerpo enteramente limpio, nunca corrompido, hoy se vea consumido y convertido en ceniza». A las nueve de la mañana, vestida con ropa de mujer, la suben a la carreta con destino a la plaza del mercado viejo de Rouen, lugar de la ejecución. Ochocientos soldados ingleses fuertemente armados previenen a la multitud. La acompañan el confesor dominico, el ujier Massieu y el monje agustino Isambart de La Pierre, tres hombres buenos cuyos testimonios en la revisión del juicio, veinte años después, resultarán decisivos. Ninguno de los tres la dejará ya. Juana fue quemada viva, a fuego lento, subida a una gran altura para que el suplicio fuese lo más atroz posible, para que las llamas fueran devorándola despacio, para que primero consumiesen su vestido y quedase desnuda, a fin de exhibir y mancillar hasta el infinito su cuerpo puro y hermoso. Ni una sola palabra contraria a la fe pronunció en momento tan terrible. Una y otra vez se remitió a sus voces, afirmando de nuevo y por última vez que esas voces venían de Dios: «Sí, mis voces eran de Dios, mis voces no me han engañado». Perdonó a sus verdugos. Si tuvo un momento de debilidad, de flaqueza, fue un instante, pues se trataba de una persona, un ser humano, con su cuerpo sometido a indecible tormento. Pero esa debilidad instantánea, casi como un fogonazo que rápidamente se apaga, sólo es comparable al de Cristo en la Cruz cuando invoca al Padre (« ¿Por qué me has abandonado?» Esa misma debilidad la tuvo antes Jesús en Getsemaní. El pensador existencialista italiano Luigi Pareyson, fallecido en septiembre de 1991, se ha referido a ella con una gran hondura metafísica, hablando, en su célebre estudio sobre Dostoyevski, del «momento ateo de la divinidad». Ese estudio se publicó póstumamente, en 1993, por sus discípulos Giuseppe Riconda y Gianni Vattimo. En español lo publicó la editorial Encuentro en 2008, con el mismo título de la edición italiana: Dostoievski: filosofía, novela y experiencia religiosa. Véase la segunda parte, cap. III, apartado XII, que corresponde a las págs. 288-291 de la edición española). Tanto el confesor dominico, como el monje agustino Isambart de La Pierre, atestiguan, como se ha dicho, sus últimas palabras. El ujier Massieu y el hermano Isambart le buscaron una cruz de la vecina iglesia de San Salvador. El dominico subió con ella a la hoguera, hasta el último momento, cuando ya se había encendido el fuego. Juana le conminó a que descendiese. Era aproximadamente mediodía cuando expiró. Lo último que pronunció fue: « ¡Jesús! », y entregó su alma a Dios.

000000000000

 

Anuncios
CICLO “PASIÓN Y PROCESO DE LAS JUANAS”

Reponemos, George Washington, en La Quimera.

Jueves 08/05  20:30hs

George Washington, de David Gordon Green

 Estados Unidos – 2000 – 89 minutos

715C+FYCrgL._SL1500_

por Sol Muñoz

zapatillas converse rotas vías de tren las zapatillas de todo joven americano niños pobres negros solos superhéroes George Washington Tío Sam Chubby Checker Daniel Boone, el de la serie de tv con gorro de piel y cola de mapache, ése, trenes hombres trabajando el tiempo lento en cámara lenta el tiempo detenido un cuaderno un perro feo con el hocico feo las orejas feas las patas feas la cola torcida verano calor Carolina del Norte un pueblo 4 de julio salvar la vida de alguien niños negros solos algunos niños blancos solos un niño con casco de fútbol americano que quiere vivir hasta los 100 años y ser presidente de los Estados Unidos un perro feo un tío un hacha una pileta agua transparente la iglesia héroes fuegos artificiales olor a perro a baños abandonados a canillas que pierden huele a basura la pala mecánica que junta basura con más basura lugares abandonados parques abandonados algunas mujeres no están las conversaciones de las mujeres alguna no puede dormir de noche los adultos que fueron a la guerra o construyeron máquinas otros adultos no están o están muertos o están presos uno mató al perro porque le tenía miedo y porque siempre anda matando cosas quién le tiene miedo a un perro a la muerte le tenemos miedo a los perros no les tenemos miedo les damos de comer golosinas un auto que se da vuelta un cuaderno un casco un gorro de piel una tía sangre curitas árboles río salvar la vida de alguien la muerte la tragedia la posibilidad de la muerte agua muerte superhéroes este verano o algún otro verano este verano el del tiempo detenido el verano del perro el de la máscara de dinosaurio el verano de los fuegos artificiales y el verano del deseo y del deseo del deseo y el de los besos el verano cuando dejamos de ser niños para siempre porque siempre después de una tragedia seremos adultos o estaremos locos y América no es América y estamos excluidos y pobres y solos y es verano

Reponemos, George Washington, en La Quimera.

Empezamos a despedir el año… American Graffiti de George Lucas

American Graffiti de George Lucas

Jueves 29 de noviembre 20,30 horas.
Estados Unidos 1973 110´0

Pasaje Escuti 915 esquina Fructuoso Rivera

Es la última noche del verano de 1962, y los adolescentes de Modesto (California) quieren divertirse antes de afrontar sus responsabilidades como adultos. Así que todos salen esa noche para beber, ligar, pasearse en coche, ir a la bolera o bailar un rato…

Empezamos a despedir el año… American Graffiti de George Lucas

My Winnipeg en La Quimera!!! Nuestro ultimo viaje…

Jueves 5 de julio en La Quimera

20:30 hs

Venimos Viajando de lejos

Todo sueño encarna una pesadilla

Donde anida lo ríspido que erosiona mi cara,
aquí el aire esta en mis pulmones
tiene químicos, no humo diesel, ni nieve…
ni escalas, ni dimensiones
logran huir del anima interno
lo queda, lo que se reproduce,
eso que transforma tu mirada
nos aleja de allí…
Todo sueño encarna una pesadilla, allí habitamos el tiempo. Las cosas que nos hacen ser, aún a pesar nuestro. Aparentemente debo “atravesar todo lo que he visto y vivido… todo lo que he amado y olvidado” para poder salir de allí.
Hay monstruos que permanecen agazapados.
Radiografía cinematográfica de las obsesiones de Maddin, de Winnipeg, que se hacen las nuestras, en lo místico que nos envuelve y nos deposita en lugares en los que debemos escapar. Estos ríos nuestros vaciados de energía, enumerados de corrido, sin gracia ni mayor cuidado.
Dos viajes emprende en este tren imaginario, el de marcharse, contra todo pronostico, escapando de todos los fantasmas que abrazan la ciudad, y no dejan de tender manos en sus hombros para detener esa huida. La obsesión por los recuerdos, por ese pasado que se esmeran en hacer desaparecer. El segundo viaje es ese dual camino entre las imágenes de un Winnipeg añorado y lo que atormenta. La perdida, el despojo. No hay sitio ni lugar donde referirse. Maddin se pregunta tras la explosión del Olmo Wolseley, “¿y si…? ¿Y si el municipio escuchara los deseos de la gente?”, políticos sin calle, ni cultura, sin gusto, arbitrarios, tejen ciudades sin pasado, con sangre en sus calles, paisajes muertos, y caballos embalsamados por el rio. El gesto de desesperación del que escapa sin destino, del que corre por necesidad de dejar atrás, ¿y si…? y si nos escucharan en lugar de transformarnos en los mártires de nuestra huida…

alberto aristas

ranchitoborracho.wordpress.com

My Winnipeg en La Quimera!!! Nuestro ultimo viaje…

Milestones de Robert Kramer en la Quimera!!!

Jueves 31 de Mayo en La Quimera

20:30 hs

Venimos Viajando de lejos

Robert Kramer: itinerario filmográfico de un documentalista de la contracultura norteamericana, por Javier Rodríguez

(…)
En la siguiente obra de KramerMilestones (1975), esta dicotomía , que parecía entrar en crisis poco después de finalizar la guerra, se expresó en un relato mucho más íntimo, guiado sobre la base de seis historias principales, entretejidas por un inmenso mosaico de más de cincuenta testimonios. Viajó con su cámara a todo lo largo del territorio norteamericano: desde las montañas nevadas de Utah, pasando por la esculturas naturales de Mountain Valley, continuando por la cuevas de Hopi Indians y finalizando en las sucias calles de New York. Milestones fue una travesía (motivo que se volvería una constante en su obra). Fue un encuentro con ciudadanos creyentes de que el poder estadounidense se creó sobre la base de la ocupación de tierras ajenas y la esclavitud de los negros. En tres horas, retrató la “tribu” donde crecieron los de su generación, con todas las alternativas y las experiencias que vivieron. Al mismo tiempo fue una gran interrogación, una pregunta abierta (de esas que tanto le gustaban), sobre los éxitos y fracasos de aquellos días.
Milestones marcó un corte en el discurso político. La película insistía en la necesidad de mantener la movilización e invitaba a volcar la energía militante en la transformación de las relaciones interpersonales, desde el contexto más íntimo (el hogar) hasta el horizonte más amplio (las comunidades y el país). En 1976 Serge Toubiana, crítico de Cahiers du Cinema, escribió: “Milestones trata una nueva relación entre los seres huma-nos y de una nuevo estilo de vida en donde están integrados el mundo vegetal tanto como el mundo biológico, pero principalmente trata sobre el cine, una nueva forma de cine, como si Hollywood no existiese. Kramer no hizo Milestone en contra de Hollywood, el filmó como si Hollywood no hubiese existido jamás”(21).(…)


Milestones de Robert Kramer en la Quimera!!!

Het oog boven de put – Johan Van der Keuken… seguimos de viaje!!!

Jueves 31 de Mayo en La Quimera

20:30 hs

Het oog boven de put – Johan Van der Keuken

(1988 – El ojo en el pozo)

Teatro La Luna – Pasaje Escuti 915 esquina Fructuoso Rivera

Venimos Viajando de lejos

Algo sobre Johan Van der Keuken

Het oog boven de put – Johan Van der Keuken… seguimos de viaje!!!

En el camino.

Viajar y ver cine son dos actividades que tienen entre sí más conexiones que las que hubiésemos imaginado.¿Cuántas veces miramos por la ventanilla de un auto el paisaje cambiante a gran velocidad y hemos tenido la sensación de que ya vimos (o vivimos) ese momento en una película?¿Cuántas veces nos preguntamos de dónde salen las imágenes tan arraigadas en nuestra memoria de lugares que nunca conocimos personalmente? ¿O por qué será que tendemos a “musicalizar” los recorridos? El cine en la vida o la vida en el cine, lo cierto es que la más joven de las artes nos habilita una fascinante experiencia inmóvil de la percepción, posibilitando la expansión de los límites de nuestro mundo sin la necesidad de desplazarnos físicamente.
La primera parada en este tour a veinticuatro cuadros por segundos quimerístico, se titula Radio On, ópera prima del director, escritor y actor Chris Petit (Content, The Falconer, Negative Space). El film de Petit se presenta como una doble invitación a esta experiencia itinerante pero in the english way: es un viaje físico y mental a través de la Inglaterra de 1979, cacheteada por el modelo neoliberal thatcheriano, anónima, atomizada, gélidamente retratada en blanco y negro. Robert, musicalizador de una estación de radio localizada en una fábrica Gillette, emprende un viaje desde Londres a Bristol para descifrar un extraño suceso vinculado a su hermano. Personas, acontecimientos y paisajes son testigos de un recorrido que excede a su destino. Porque la película de Petit es, en definitiva, un viaje de ida hacia ningún lado en concreto. Se trata más bien de una actitud de búsqueda, de alerta (aunque ni su protagonista ni nosotros sepamos muy bien de qué), pero que es sensible a la idea de estar siempre en movimiento. “Somos el vínculo entre los veinte y los ochenta. Todo cambio en esta sociedad pasa por una colaboración comprensiva usando grabadoras, sintetizadores y teléfonos” describe una suerte de manifiesto colgado en una pared del departamento de Robert.  Lejos de la proclama “sin futuro” de los punks absorbidos por el sistema, para Robert como tantos otros de su generación, el futuro pasa por otro lado: la era electrónica, la de los resabios industriales y los ideales setentistas derrumbados. En ese sentido, la banda sonora de Radio On tiene una importancia fundamental, ya que no sólo musicaliza las imágenes y potencia sus efectos, sino que resulta ser una propuesta coherente con el contexto ominoso y desesperante que evoca el film. De allí su más que pertinente selección musical, la cual incluye temas como Radioactivity de Kraftwerk, o Heroes de un David Bowie empapado de la experiencia alemana, que funcionan como pistas para entender por dónde transitaba la vanguardia de la época, sus preocupaciones estilísticas y formales.
Serge Daney, un gran crítico francés de cine y amante de los paseos, afirmaba cercano al fin de su vida, que el cine se convirtió en sinónimo de apertura al mundo a través de sus viajes, ya que consistía en ir a verificar a otros lugares que otros viven esa misma experiencia del cine, pero por medio de otros lenguajes. Es hora de partir hacia otras latitudes. El motor está en marcha y la radio encendida. Bon voyage.

Eva Caceres – Cineclub La Quimera

Radio On – Christopher Petit (1979) Jueves 31 de Mayo en La Quimera 20:30 hs 
En el camino.