Grandrieux & Godard en este Otoño terrorista!!!

JUEVES 29 DE MAYO 20:30 hs

Quizás la belleza reforzó nuestra resolución: Masao Adachi, de Philippe Grandrieux

(Il se peut que la beauté ait renforcé notre résolution – Masao Adachi)

Francia - 2011 - 73 min
930_600full-il-se

Aquí y en otro lugar, deJean Luc Godard

(Ici et Ailleurs)

Francia - 1976- 53 min
iea3

 “Quizás la belleza reforzó nuestra resolución”, tal el nombre en castellano de este documental poético, casi una oda al realizador del nuevo cine japonés Masao Adachi, quien combina la vanguardia estética y política en un país post-nuclear en plena Revolución. Il se peut… comienza con un plano fijo en sutil desenfoque de una rama de árbol movido por un tímido viento, con la voz de Masao Adachi como narrador, creando el código de una atmósfera íntima que se mantendrá durante todo el film. Una voz calmada, pausada, algo nostálgica. Se amplia el encuadre. Una niña en una hamaca. Adachi y una joven mujer. Una familia. Y la voz monótona de Adachi reflexionando sobre hacer cine, sobre su cine, sobre el cine. Un hombre que fue preso político al regresar a su propia tierra luego de 30 años de exilio sabe manejar el tiempo y se ha permitido pensar. Ese hombre que integró el colectivo de renovación del cine japonés, radicalizando su posición política al punto de participar en el Ejército Rojo tiene mucho para decir.
La mirada de la cámara a través de un vidrio sucio desde adentro del hotel hacia el imparable Tokio. El arte revolucionario fuera de foco. Quizás sea la intención de ir enfocando poco a poco. Así como ese vidrio se va limpiando a lo largo del film. Pero Tokio no se detiene, así que la cámara también se mueve en un travelling vertical a lo Antonioni, desde el ascensor del hotel.
Hacia las últimas secuencias del documental, se nos presenta a Adachi comiendo junto a conocidos y gente del equipo en un restaurante. Nuevamente el fuera de foco es usado a la par de las reflexiones del director japonés. El paso del tiempo se da mediante el encuadre de platos, botellas y mesas, manteniendo como en todo el film una interesante continuidad en base a esa voz narrativa que ahora cuenta de proyectos futuros. ¿Fue una comida o varias? Poco importa en el infinito tiempo continuo.
Pregunta sin respuesta, una tensión irresoluble puesta en imagen: ¿cómo un director tan radical y visceral como Adachi puede ser retratado con tanta calma? Las imágenes que se muestran de sus films desbordan violencia y sexo contrastan con la voz desencantada del narrador que ya ha pasado por todo eso. La historia oral de la realización de un documental de grupos armados en Beirut se yuxtapone a la belleza de un árbol de cerezo, unas ramas y sus flores en plena aparición. La belleza refuerza la resolución. Y el director lo pone en imagen. 

Presentación de Ici et Ailleurs x Serge Daney

La película consiste en tres partes, y es importante comprender el movimiento que anima estas tres partes.

1. La película fue comenzada en 1970. A petición de la OLP, JLG va a Oriente Medio y filma varias horas de material. Vuelve a Francia. Después de las masacres de Amman (septiembre 1970) quiere empezar a montar la película, pero descubre que es incapaz de hacerlo.

La primera parte de la película está compuesta por las imágenes que Godard fue buscando en los campos palestinos. Sólo retiene cinco de ellas, que son como las imágenes guía de la política de la OLP. Estas son las imágenes que la OLP quiere ver emitidas en Francia. En ese sentido son las imágenes de cualquier película de propaganda. Este es el material con el que va a trabajar la película.

2. Entre 1970 y 1975 Godard intenta encontrar un orden para editar su película, pero no lo consigue. Es muy consciente del hecho de que muchos de aquellos que ha filmado están ahora muertos y de que en tanto que cineasta y superviviente su imagen está en sus manos. En lugar de renunciar, modifica la película y añade otras imágenes a los planos de Palestina, imágenes de Francia. Sobre todo de una familia francesa media (el padre está en paro) que ve la televisión. En Francia la izquierda está en pleno periodo de retroceso y reevaluación (muchos sueños han caído). Es también un periodo en el que se plantean más preguntas sobre los medios de comunicación y su efecto en la gente, sobre la publicidad, la propaganda, etc.

La segunda parte de la película, la más larga y la más compleja, no se puede resumir aquí. Es un análisis de las “cadenas de imágenes” en las que estamos todos atrapados.
Una de las conclusiones es lo que Godard denuncia como “poner el sonido demasiado fuerte” (incluida la Internacional), cubriendo un sonido con otro, hasta ser incapaces de simplemente ver lo que hay en las imágenes.

3. La tercera parte de la película vuelva a las imágenes del principio. Pero con un cambio dialéctico. Ya no hay una sino dos voces en off que se toman el tiempo de volver a ver las imágenes (como en una mesa de montaje) para ver entre los dos lo que realmente están diciendo y lo que está equivocado, para escuchar esas imágenes. Esta parte es por lo tanto una suerte de crítica de la primera al ser una crítica de toda propaganda, si propaganda significa, para un cineasta, utilizar la imagen de otros para hacer decir a esa imagen algo diferente de lo que los otros están diciendo en ella. Así que lo que está en juego es el compromiso del cineasta en tanto que cineasta. Porque está en la naturaleza del cine (la demora entre el tiempo del rodaje y el tiempo de la proyección) el ser un arte del aquí y en otro lugar. Lo que Godard dice, muy incómodo y muy honesto, es que el verdadero lugar del cineasta está en el Y. Una conjunción sólo tiene valor si no confunde lo que une.

Una presentación de la película escrita por Serge Daney para una proyección en Nueva York, en 1977.

 

 

 

Anuncios
Grandrieux & Godard en este Otoño terrorista!!!

Otoño Terrorista

del 15 de mayo a 12 de Junio…

Otoño Terrorista

Otoño terrorista, Tríptico del paisaje de François ­Ossang

JUEVES 22 DE MAYO 20:30 hs

Landscape Triptych (Tríptico del paisaje)

Silêncio (Silencio)

Vladivostok 

Ciel éteint! (El cielo se ha apagado!)

de François ­Jacques Ossang 

Francia, Portugal, Rusia ­ 2008 ­  48 min

SILENCIO

El corto que le valió a Ossang el Premio Jean Vigo (el mismo que alguna vez ganaron Godard, Resnais o Garrel) transcurre en la costa portuguesa, en el extremo occidental del Viejo Mundo. Un paisaje fijado en imágenes primordiales, sin tiempo o puro tiempo, según como se vea, de campos y arboledas, megalitos y grutas; enrarecido por los mantras industriales de Throbbing Gristle; habitado por barcos que se cruzan, ventiladores gigantes, una única flor a colores, una mujer misteriosa: Elvire –la compañera de Ossang, la musa– que camina o maneja, al amanecer o al atardecer, acercándose o alejándose; envuelta en el iris, irisada. Y, sobre todo, un travelling que es todo un viaje, a través de túneles y puentes y campos en calma nuclear absoluta.

silencio-2

CIEL ÉTEINT!

El amenazante final de Silêncio (¡666!) deja la suerte echada para la historia de amor de Ciel éteint!: dos malditos en el fin del mundo, entre el mar que es un campo de astillas grises, islas borroneadas por la bruma y habitaciones lluviosas. “La vida, la muerte, el pensamiento, el sexo, los bichos, es todo lo mismo: ¡olvida todo y salta!”, dice (éste es el único de los tres cortos en el que se dice con palabras contantes y sonantes) Guy McKnight, protagonista junto a Elvire además de cantante de los Eighties Matchbox B-Line Disaster, que explotan con los créditos finales, justo después de que se hayan alineado cósmicamente el agua, los árboles, el fuego rojo y el humo, y antes de una de las imágenes más tremendamente hermosas que vayan a encontrar en este festival.

ciel_eteint

VLADIVOSTOK

Último panel del tríptico: el más breve, el más compacto, el más decididamente anclado en las tradiciones del cine mudo (tal como las percibe y reformula Ossang, se sobreentiende). Y, quizás, el más lúdico, como hace pensar el intertítulo “L’Eden?” parpadeando sobre el busto de Lenin. El dudoso paraíso es Vladivostok, ciudad de estatuas y maniquíes, igual que en Ciel éteint!; antes de llegar allí hay una separación, un viaje, la posibilidad de una vida nueva que, como la música de Jack Belsen, parece estar siempre en su preámbulo, sin decidirse del todo a arrancar. Pero el final del viaje, que es su comienzo, tiene abrazos y trenes en marcha y es, a su manera, feliz. ¿O no?

vladivostok

Bafici [11]

Otoño terrorista, Tríptico del paisaje de François ­Ossang

OTOÑO TERRORISTA en La Quimera!

CICLO “OTOÑO TERRORISTA” 

JUEVES 15 DE MAYO 20:30 hs

En rachâchant , de Danièle Huillet y Jean-Marie Straub

Francia – 1982 – 7 min

200001847

Humillados, de Danièle Huillet y Jean-Marie Straub

(Il ritorno del figlio prodigo – Umiliati)

Italia – 2003 – 33 min

Lorena!, de Danièle Huillet y Jean-Marie Straub

(Lothtingen!)

Francia – 1994 – 20 min

Comment ça va?, de Jean Luc Godard

Francia – 1978 – 90 min

commentcava2

OTOÑO TERRORISTA en La Quimera!

Reponemos, George Washington, en La Quimera.

Jueves 08/05  20:30hs

George Washington, de David Gordon Green

 Estados Unidos – 2000 – 89 minutos

715C+FYCrgL._SL1500_

por Sol Muñoz

zapatillas converse rotas vías de tren las zapatillas de todo joven americano niños pobres negros solos superhéroes George Washington Tío Sam Chubby Checker Daniel Boone, el de la serie de tv con gorro de piel y cola de mapache, ése, trenes hombres trabajando el tiempo lento en cámara lenta el tiempo detenido un cuaderno un perro feo con el hocico feo las orejas feas las patas feas la cola torcida verano calor Carolina del Norte un pueblo 4 de julio salvar la vida de alguien niños negros solos algunos niños blancos solos un niño con casco de fútbol americano que quiere vivir hasta los 100 años y ser presidente de los Estados Unidos un perro feo un tío un hacha una pileta agua transparente la iglesia héroes fuegos artificiales olor a perro a baños abandonados a canillas que pierden huele a basura la pala mecánica que junta basura con más basura lugares abandonados parques abandonados algunas mujeres no están las conversaciones de las mujeres alguna no puede dormir de noche los adultos que fueron a la guerra o construyeron máquinas otros adultos no están o están muertos o están presos uno mató al perro porque le tenía miedo y porque siempre anda matando cosas quién le tiene miedo a un perro a la muerte le tenemos miedo a los perros no les tenemos miedo les damos de comer golosinas un auto que se da vuelta un cuaderno un casco un gorro de piel una tía sangre curitas árboles río salvar la vida de alguien la muerte la tragedia la posibilidad de la muerte agua muerte superhéroes este verano o algún otro verano este verano el del tiempo detenido el verano del perro el de la máscara de dinosaurio el verano de los fuegos artificiales y el verano del deseo y del deseo del deseo y el de los besos el verano cuando dejamos de ser niños para siempre porque siempre después de una tragedia seremos adultos o estaremos locos y América no es América y estamos excluidos y pobres y solos y es verano

Reponemos, George Washington, en La Quimera.